En el Templo del Espíritu Santo de Puerto Tejada se adoró solemnemente la Santa Cruz

 

La cruz  como parte inseparable del misterio pascual que incluye pasión, muerte y resurrección en el marco del Viernes  Santo en el Templo  Parroquial del  Espíritu Santo que  atiende  los  barrios   y la zona  rural del Norte de Puerto Tejada, celebró la  solemne adoración a la Santa Cruz.

“Los católicos profesamos que Cristo ha muerto por nuestros pecados y ha resucitado glorioso. El crucifijo en ninguna manera niega la resurrección sino que manifiesta la seriedad de nuestros pecados y el amor infinito con que Cristo murió salvarnos” dijo el padre  Fredy Jojoa Urbano, párroco  del  Espíritu Santo.

El Presbítero  explicó  que La Cruz, es mencionada explícitamente 29 veces en el Nuevo Testamento. “Muchas más veces se refiere a ella sin usar la palabra exacta. No es el madero en su sentido material en lo que ponemos nuestro corazón sino en Jesús que por nosotros colgó de él. El es quién nos atrae” sostuvo Jojoa Urbano.

En la celebración de la Pasión del Señor del Viernes Santo, en efecto, hay un momento litúrgico en que los fieles pasan a “adorar” la cruz; y lo hacen arrodillándose ante ella, con una simple inclinación de cabeza, o también lo pueden hacer besándola.

En esta  ceremonia el religioso Diocesano anunció  que “Lo que besamos místicamente o queremos besar es la cruz que entró en contacto directo con el cuerpo de Cristo; y para esto nos valemos, a manera de puente, de la cruz que nos presentamos a  los   feligreses este  Viernes Santo. Lo que adoramos pues es la cruz de Cristo que forma una unidad con Él al estar su cruz impregnada de su sangre preciosa; no podemos separar a Cristo de su cruz en la redención” aclaró.

“Y si no podemos separar a la cruz de Cristo y de la obra redentora, tampoco podemos separar al cristiano de la cruz. Jesús nos pide cargar la cruz, es por esto que no se concibe a un cristiano sin cruz” concluyó  el  Padre  Fredy  Jojoa.

En este  acto  del  Viernes  Santo  organizado   por  los  integrantes  del  SINE  Sistema Integral de Nueva Evangelización de  la  Parroquia  del  Espíritu  Santo  de  Puerto Tejada ,se  demostró que los cristianos siempre hemos tenido la Cruz como signo del amor y poder de Cristo. Ello  sumado  a  que hay amplia evidencia que desde los primeros siglos se levantaban cruces como signo de la fe en Cristo.

Gersaín Sandoval  de  la comunidad de  fieles de esta  Parroquia manifestó  que” Contemplar el crucifijo es un acto de fe. Nos inspira a tener la misma actitud que Cristo, que se humilló y obedeció hasta la muerte, incluso hasta la muerte por crucifixión.”

 

 

Redacciòn