Investigan el porqué, mujer asesinada en yumbo por su ex pareja no recibió protección

Una mujer de 42 años de edad, identificada como Rosileny Huertas Gómez, fue asesinada este martes con arma blanca cuando se encontraba en su oficina en zona industrial de Yumbo, Valle.

De acuerdo con el capitán Óscar Andrés Berna, comandante del Distrito de Policía en Yumbo, el excompañero sentimental, detenido tras los hechos, sería el responsable del ataque.

“El hecho se  presentó  en  una  empresa  del Parque Industrial La Esperanza en donde el  sujeto atacó con arma blanca a la mujer cuando ella estaba en su trabajo. La víctima alcanzó a ser remitida a la clínica de Los Remedios, pero falleció por la gravedad de las heridas”, afirmó el oficial.

El caso, que podría representar un feminicidio, tuvo lugar a las 4:30 p.m. de este martes.

 

El 26 de septiembre del año pasado, Rosileny Huertas Gómez, de 42 años, dio a conocer su caso a la opinión pública. A través del Noticiero 90 Minutos, la mujer denunció maltrato intrafamiliar, persecución yamenazas por parte de su exesposoFabián Mosquera, y manifestó en repetidas ocasiones que temía por su vida.

Rosileny conoció a su expareja sentimental en octubre de 2016 y dos meses después (diciembre) decidieron casarse, pero la felicidad duró poco. “El tipo es agresivo, él se enoja, todo es como él diga y yo empecé a tenerle miedo, pero traté de llevar la situación porque estaba recién casada. Me casé sin conocerlo”, dijo Rosileny al informativo regional, en ese momento.

Pero no pudo más. En enero de 2017, la mujer le pidió el divorcio a Fabián Mosquera, luego de que sostuvieran una fuerte discusión en la que se vieron involucrados sus hijos. Él no tomó bien la separación y, en su reacción, emprendió una serie de amenazas y persecuciones en contra de Rosileny y su familia.

Huertas Gómez residía en Cali y era oriunda de Bogotá, según se conoció este martes.

La mujer ya había denunciado en dos oportunidades al sindicado. La primera vez fue por violencia intrafamiliar, en un episodio en el que habría resultado agredida una de sus hijas.

La segunda denuncia fue por calumnia, pues el hombre habría acudido al lugar de trabajo de Huertas, y habría ocasionado su despido, a partir de acusaciones falsas