Octogenaria madre de Defensor Público  muere por bala perdida en Puerto Tejada

 

Un nuevo trágico  y lamentable  episodio del  flagelo de  balas  perdidas se  presentó en esta  población  Nortecaucana en el populoso barrio  Carlos  Alberto  Guzmán cuando en un enfrentamiento entre  pandillas  juveniles fue muerta  la  señora María Francisca Placeres de  Sánchez, oriunda  de Padilla  y quien contaba con 83 años de edad.

Las  autoridades  policiales  confirmaron que de acuerdo  a  las versiones  de  los  vecinos de este  sector  del  oriente  de  Puerto  Tejada se  produjo un intercambio de  disparos entre  las  bandas  de  los Escaperos  y los Gaumoles en cuyo fuego cruzado desafortunadamente cayó  la  octogenaria, madre  del  Defensor Público de Puerto Tejada, Víctor Raúl Sánchez Placeres, quien también se  ha desempeñado  como  Personero  Municipal.

Irónicamente  el  conocido  jurisconsulto Sánchez Placeres, labora con la Defensoría del Pueblo y quien en  muchas  ocasiones   ha  debido   asistir  jurídicamente  a   pandilleros y  jóvenes  en alto  riesgo que se encuentren en imposibilidad económica de proveer la defensa de sus derechos, con el fin de asumir su representación judicial o extrajudicial.

En Puerto Tejada, la proliferación de armas de fuego y su mal uso, principalmente en entornos urbanos por el accionar de  las  pandillas  juveniles, continúa generando sustanciales daños.

Las  autoridades reconocieron  que  desafortunadamente de todas las formas de violencia con armas de fuego la violencia por balas perdidas es la más injusta: su carácter es puramente aleatorio, afectando de manera desproporcionada a los más inocentes, en este  caso  la de  una  adulta  mayor que  gozaba  del  aprecio  y respeto del  barrio Carlos Alberto Guzmán.

 

 

 

Redacciòn