Masacre en zona rural de Amalfi: cinco personas asesinadas

Cinco cadáveres fueron hallados en la vereda Monos de Amalfi, ubicada a dos horas del casco urbano de este municipio del Nordeste antioqueño, así lo confirmó el Coronel Alfonso Pérez, comandante del Batallón Bárbula del Ejército.

Se trata de Germán Alonso Restrepo Agudelo, de 46 años; Carlos Mario Jaramillo Castro, de 51; Feryesen Iván Jaramillo Hurtado, de 28; Samuel Andrés Tabares Hurtado, de 24; y Víctor Alexis Hurtado Ramírez, de 26.

Añadió  el oficial  del  ejército que las víctimas de esta masacre “registraban antecedentes por el delito de tráfico, porte y fabricación de estupefacientes, uso de documento falso e inasistencia alimentaria”.

Aclaró que las cinco personas, según indagaciones de las autoridades con algunos familiares, se dirigieron a la zona a realizar negocios, aunque no especificó de qué tipo.

Sobre los hechos, inicialmente quienes los reportaron fueron los bomberos de Amalfi, que llegaron al lugar pero por prevención no se acercaron totalmente debido al temor de que el terreno de pronto estuviera minado debido a la presencia de diferentes grupos armados que caracteriza el territorio, indicó la secretaria de Gobierno.

Lo que sí detectaron fue el vehículo incinerado y por ello supusieron que las víctimas también estaban en esa condición.

Según el Coronel Pérez, los primeros reportes llegaron el miércoles en la noche e indicaban que se trataba de un vehículo incinerado en todo el límite municipal entre Amalfi y Vegachí. “Hoy nos informaron que el vehículo está en un punto y que a 50 metros se encuentran cinco cuerpos (…) Fueron asesinados, al parecer con arma de fuego”.

Según Isabel Cristina Rico, personera de Amalfi, en este momento oficiales del Ejército y Bomberos se están desplazando a la zona, ubicada en límites entre Amalfi y Vegachí.

Antecedente en Vereda Monos

 

En esa misma zona del Nordeste Antioqueño, hace cuatro años fueron asesinadas siete personas por un comando armado. Los hechos ocurrieron el 12 de diciembre de 2014. Las víctimas, dos hombres y cinco mujeres, fueron atacadas con fusiles dentro de una finca del sector El Silencio. Varias de ellas eran familiares de los excomandantes paramilitares Fredy y Daniel Rendón Herrera (alias “el Alemán” y “don Mario”).

 

Redacciòn