Por enfrentamiento de pandillas en Puerto Tejada, menor fallece por bala perdida

Un  nuevo caso de  bala  perdida  a  raíz del constante  enfrentamiento entre  pandillas en  esta  población  Nortecaucana  se  presentó  resultando  muerta la  menor de  14  años  Evelyn Yulieth  Llanos  Ararat en el  barrio  Antonio  Nariño  de  Puerto Tejada.

Según  se  informó  por  las   autoridades  de  policía  la  menor  residente  en  Cali  se  encontraba  visitando  a  su  abuela  Ursulina  Zamora Paz en el sector conocido como la China de la carrera 15 entre calle  17 y 15 cuando se presentó el  cruce de  disparos  entre los  pandilleros .

En  la  balacera  también  resultó   herido   otro menor  de   12  años  identificado  como  Juan  Andrés Hinestroza quien  debió ser  trasladado  a  un centro  asistencial de  la  capital  Vallecaucana por  la  gravedad  de  las  heridas.

Alejandro Llanos  padre de  la  menor  muerta por  la  bala  perdida  fue  ingresado  de urgencias a causa  del choque  emocional que  le  produjo la  trágica  noticia de su  hija  indicó  la acongojada   madre  de  la  víctima  Maricela  Ararath de Llanos.

Se  espera  el pronunciamiento   oficial  en  las  próximas   horas   sobre  este  lamentable hecho que deja una  nueva  víctima  fatal a  consecuencia del  flagelo de  las  balas  perdidas originadas  en  los  enfrentamientos  entre  bandas  juveniles en  Puerto  Tejada.

Según el Teniente Coronel Edwin Toro, comandante Distrito 7 de Puerto Tejada, las pandillas enfrentadas son Los 23 y Los Dandy  en este  sector   urbano. “Cabe recordar que en el municipio operan 13 pandillas, cuyos miembros son menores de edad en un 90 por ciento”, señaló el  oficial.

En lo que va del 2018, se han capturado a 39 pandilleros armados y han ocurrido 9 homicidios, dos más que el mismo periodo del año pasado.

Un informe del Centro de Recursos para el Análisis de Conflictos (Cerac) revelado es advierte que, en lo corrido del año, han fallecido en Colombia 55 personas víctimas de balas perdidas, mientras que otras 59 han resultado heridas. Es decir que, en promedio, semanalmente muere una persona en el país por cuenta de este flagelo.

 

Al revisar las principales causas de víctimas por balas perdidas en 2017, el Cerac indica que la mayor parte de los casos (36) corresponde a enfrentamientos entre grupos de violencia juvenil organizados, seguido de acciones sicariales (29); enfrentamientos entre la Fuerza Pública y grupos armados (10); disputas entre personas (10); disparos al aire (siete casos); robo y atraco (siete) y combates (11).

“En los últimos siete años el 23 % de las víctimas están asociadas a acciones sicariales y el 20 % a enfrentamientos entre grupos de violencia juvenil organizados”, manifiesta el organismo, precisando también que la mayoría de los victimarios responsables de los casos, de los que se tiene información, están asociados a grupos de violencia juvenil organizados.

 

Por último, el Cerac lamenta que la judicialización de los responsables de balas perdidas “sigue siendo casi nula”: en el 48 % de los casos el hecho está en etapa de investigación; en un 37 % la situación es desconocida; en el 11 % de los casos hay un capturado y en un 3 % hay una orden de captura vigente.

“Las autoridades, en especial la Policía Nacional, deben desarrollar más acciones de control al porte de armas para prevenir futuros casos de balas perdidas, principalmente durante las festividades”, precisa el Centro de Recursos.