En Piendamó establecen,“Zona Franca Permanente Especial – Zona PAZ”


Fuerte impulso al mejoramiento de la competitividad del Cauca, en materia de desarrollo económico, innovación y tecnología, ofrecerá el Gobierno Departamental, que orienta Óscar Rodrigo Campo Hurtado, con la puesta en funcionamiento de la “Zona Franca Permanente Especial – Zona PAZ”, en el municipio centrocaucano de Piendamó.

“Se busca establecer polos de desarrollo agroindustrial, en diferentes puntos del Departamento, para fortalecer las iniciativas empresariales de producción y transformación de productos, no sólo con fines de exportación sino para asegurar la comercialización y el abastecimiento de los mercados regionales y nacionales”, señaló el Secretario de Desarrollo Económico y Competitividad, Juan Carlos Maya Feijóo.

El municipio de Piendamó fue el escogido para establecer esta zona franca especial, teniendo en cuenta estratégica ubicación geográfica, que ofrece una equidistancia favorable entre los sitios de producción agrícola en la parte centro del Departamento.

La estrategia de establecer las zonas francas en distintos puntos del Cauca hace parte de los proyectos del postconflicto,  a través de los cuales se pretende fortalecer y dinamizar las economías agrícolas y agroindustriales, a mediana y gran escala, con el apoyo de la academia y de los sectores empresariales interesados en comercializar los productos caucanos.

En rueda de prensa, la Gobernación del Cauca, a través de la Secretaría de Desarrollo Económico y Competitividad, la Universidad del Cauca, la Universidad Autónoma, la Alcaldía de Piendamó y otras entidades, socializaron los mecanismos de participación y vinculación a la zona franca especial, a través de la cual se facilitará la exportación e importación de productos, sin aranceles, a fin de facilitar el desarrollo de las medianas y pequeñas empresas partícipes de esta iniciativa  gubernamental.

La zona franca especial de Piendamó entrará a operar en aproximadamente 18 meses, inicialmente con el ofrecimiento de unos 300 empleos directos y una ocupación indirecta de por lo menos 2.500 personas, especialmente pequeños agricultores, los cuales se beneficiarán tanto por la comercialización de sus productos como por su transformación con fines de exportación y suministro de los mercados regionales y nacionales.