Conozca, cómo acceder a un ahorro para la vejez

 

Si usted tiene tres años menos que la edad mínima de jubilación (57 mujeres y 62 hombres), es perteneciente a los niveles 1 ó 2 del Sisbén, tiene ingresos menores al salario mínimo legal vigente (781.242 pesos) y quiere contar con un ahorro o apoyo económico que le garantice un sustento económico razonable para el retiro, puede acceder a estos beneficios.

El Ministerio de Trabajo, cartera encargada de entregar la inversión al programa Colombia Mayor, dio a conocer hace un par de días que el presupuesto para este año, de ese plan, será de 1,4 billones de pesos. La idea, como lo comentó en su momento la Ministra de Trabajo, Griselda Restrepo, es que con la inversión se beneficien 1,5 millones de personas que ya hacen parte del programa. De las cuales se cuentan 211.000 que viven de la economía informal.

Este, que es otro de los planes para ayudar a quienes no tuvieron la posibilidad de contar con aportes a pensión, es un proyecto que durante el primer trimestre del año pasado, contribuyó a reducir la pobreza en un 20,6 % de la población beneficiaria en las zonas rurales del país.

 

Sobre el programa, Juan Carlos López Castrillón, gerente del Consorcio Colombia Mayor, aseguró  que la iniciativa ha representado una ayuda para las personas de más edad y menos recursos. “El impacto es importante. Cada dos meses, los beneficiarios del proyecto reciben entre 80.000 pesos y 150.000 pesos, la cobertura se sigue expandiendo”.

Críticas a las iniciativas

Además de Colombia Mayor, el Gobierno tiene una serie de iniciativas que también van en pro de brindar opciones de ahorro al momento del retiro laboral: los Beneficios Económicos Periódicos (Beps) son unos de estos.

El programa, administrado por Colpensiones, permite el ahorro voluntario (diario, semanal o mensual) para quienes necesiten asegurar un ingreso al momento del retiro de la vida laboral. También tiene como destino a los colombianos mayores de edad y que reciban menos de un salario mínimo legal vigente.

Sobre este tipo de planes, Iván Jaramillo, director del Observatorio Laboral de la Universidad del Rosario, tiene algunos reparos. Uno de ellos se sustenta en que el efecto de los apoyos para trabajadores informales termina convirtiéndose en una bola de nieve: “al final no deja de ser algo distinto a la motivación para que la gente se conforme con esos subsidios o ayudas. El objetivo es empezar a impulsar la formalización para que las personas sí cuenten con una pensión estable”.

“No creemos que se incite a la informalidad. Lo que se hace con todos estos planes es responder a unas necesidades y una realidad evidente. Debemos buscar soluciones y cobertura que incentiven el ahorro en los colombianos que buscan otras maneras de tener un sustento económico”, afirmó Adriana Guzmán, presidente de Colpensiones.

A cierre de 2017, el número de ahorradores en los Beps llegó a ser de 96.500, creció 110 % con respecto a 2016. Y el número de vinculados fue de al menos 937.000.