América y Deportes Tolima empataron a un tanto en el Pascual

 

Carmelo Valencia anotó por el cuadro rojo, mientras que Sebastián Villa puso el 1-1 final en el Pascual Guerrero.

Fueron dos gritos los de Joel Silva este sábado en la noche. El primero de reclamo, airado, con sus compañeros, por la facilidad con la que Cristian Martínez Borja dejó atrás a dos marcadores, casi que trepados en su grueso lomo, para centra una pelota que terminó con el primer gol del encuentro tras el cabezazo de Carmelo Valencia. El segundo, de alegría por el tanto de Sebastián Villa que le dió al Deportes Tolima el empate en el estadio Pascual Guerrero de Cali.

Lo que no sabe el portero paraguayo, porque su misión claramente es detener remates al arco, es que Borja parece un toro, sino un camión, que cuando juega de espaldas cubre muy bien la pelota y que cuando abre los brazos es casi imposible desplazarlo o hacerle perder el equilibro.  Para su fortuna, y la de Alberto Gamero, el equipo de Ibagué pudo rescatar una igualdad que más se veía como una derrota, pues el conjunto escarlata desperdició tantas oportunidades que ni vale la pena enumerarlas.

Tal fue el volumen de los dirigidos por Jorge Da Silva que, Pablo Armero (no era titular con el rojo hace 10 años), el lateral izquierdo, llegó al área, en tres ocasiones, como punta, con opción de anotar, solo que las piernas le fallaron al momento de encarar a Silva. El otro grito vino desde el banco, del DT uruguayo, cuando vio cómo un tiro libre peligroso y mal cobrado desembocó en el contragolpe que culminó con Villa celebrando en medio del abrazo comunal de sus compañeros.

El 1-0 siempre será un marcador engañoso en el fútbol, pues se va ganando, pero no hay comodidad, no la suficiente para empezar a bajar el ritmo del encuentro. Y eso le pasó al América que, en su mejor versión, porque jugó bastante bien, tuvo que ver cómo el Tolima, siempre aplicado y a veces desorganizado por las decisiones de Alberto Gamero, enmudeció a los cerca de 15 mil espectadores que llegaron al escenario deportivo.

Polilla ya no solo deberá trabajar en la definición sino en la parte anímica cuando a sus jugadores les quitan la pelota, pues cabe resaltar que los últimos minutos del partido fueron para el visitante que casi da el susto en la capital vallecaucana, algo que hubiera generado otro grito inmenso, de reproche, esta vez de los hinchas rojos.

Y en partido jugado de manera simultánea, Alianza Petrolera venció 1-0 a Leones con tanto de Diego Barreto en el tercer minuto de reposición.