De la Calle presenta su Agenda programática

En un multitudinario evento en Bogotá el candidato liberal prometió acabar con la mermelada y consolidar la paz.

En el parque Santander frente a cientos de jóvenes y curiosos que transitaban por la carrera séptima, reveló sus propuestas y promesas de campaña enfocadas a erradicar el clientelismo en el gobierno y la pobreza en las zonas más vulnerables de Colombia.

Incluso se atrevió a decir que si para ser presidente debe hacer alianzas con personas cuestionadas prefiere no ser presidente y reiteró que acabará con la mezcla de políticos como intermediarios de la contratación y la inversión en las regiones.

Aunque presentó todas sus ideas en materia de educación, salud, desarrollo económico y seguridad puso como eje fundamental el hecho de que todo será más fácil ahora que terminó el conflicto con las Farc y el estado se puede enfocar en los verdaderos problemas que tiene el país.

Una de las propuestas que más llamó la atención de los asistentes fue la del servicio social obligatorio y remunerado para los jóvenes recién egresados de colegio y la universidad, para que contribuyan a que el Estado llegue a las zonas más apartadas de Colombia.

Su programa se resume en el aprovechamiento de varios programas que están en marcha por cuenta del proceso de paz y una serie de propuestas que son imposibles de enmarcar en una ideología política determinada dada la diversidad de las mismas.

Su programa va desde mano dura contra el crimen y fortalecimiento de las fuerzas militares que pueden catalogarse como de derecha, hasta subsidios para los más pobres, impuestos para los más ricos y gratuidad en salud y educación que podrían calificarse de izquierda.

Redacciòn