Guachené celebró llegada de Yerry Mina al Barcelona

El hijo más  ilustre y  famoso de  Guachené  ahora  será en adelante  será Yerri  Mina quien fue presentado oficialmente   como  el nuevo  integrante  de  uno de los  mejores  equipos  del  mundo.

En su tierra   natal  se  celebró  con todo el entusiasmo que significa  tener  a  uno de los  suyos  en la gran órbita  del  balompié  mundial, junto a  sus  seres  queridos, niños de  la fundación que lleva  su nombre, vecinos y habitantes en  general de la  Capital  industrial  del  Cauca se sienten  hoy más  orgullosos de  ser  tierra  del  crack que es reconocido por  la prensa  internacional y los  observadores  del exigente   fútbol  europeo.

Yerry Fernando Mina González quedará como el primer futbolista colombiano en vestir oficialmente la camiseta del poderoso FC Barcelona en la historia del fútbol español; pese a que el 24 de junio de 1964, en la Nova Creu Alta de Sabadell, el colombiano Lauro Gonzalo Mosquera figura como el primer colombiano en jugar un partido con el conjunto azulgrana. Lo hizo en un amistoso contra el Sabadell, aquel partido terminó 4-2 a favor del club ‘blaugrana’.

 Mina, luego de una carrera muy rápida, sólida y ascendente, fue presentado oficialmente en el conjunto culé este sábado en el Camp Nou. 
El rumor del paso del espigado defensa central del Palmeiras de Brasil a Barcelona se venía realizado de tiempo atrás, pero fue su tío y representante, Jair Mina, quien tuvo mucho que ver con la llegada de su sobrino al equipo más poderoso del mundo.
 

El nombre de Yerry, con Y y no con J, se lo puso su mamá, Maria Nela  González, pues era seguidora y le gustaban los dibujos animados de Tom y Jerry, contó su papá José Eulises, quien todavía no para de celebrar con orgullo en su natal Guachené (Cauca), la llegada de su hijo al conjunto catalán.

Llegar a un club como el Barça es la máxima expectativa para cualquier jugador y por eso es un orgullo y un privilegio, no solo para mi hijo, sino también para la familia.

Y claro, no puede ser menos, ya que este deportista, de 23 años, jugará al lado de figuras como Messi, Suárez, Coutinho y compañía. “Llegar a un club como el Barça es la máxima expectativa para cualquier jugador y por eso es un orgullo y un privilegio, no solo para mi hijo, sino también para la familia”, confesó el orgulloso padre.

Yerry es un jugador que creció en la humildad, nació en Guachené, un lugar donde la población, cercana a los 20 mil habitantes, es de afrodescendientes.

 Desde niño siempre le gustó el fútbol, pues quería seguir los pasos de su padre, quien fue arquero y alcanzó a estar en las filas del Deportivo Cali. Siempre se destacó en el estudio, aunque a veces se escapaba para jugar con sus amigos.

Su tío fue quien le vio las condiciones reales y lo llevó a pruebas al Deportivo Pasto, en el que debutó como profesional, luego pasó al Santa Fe y, tras un exitoso paso, dio el salto al Palmeiras. Mina logró de forma consecutiva ser campeón del fútbol colombiano en 2014, la Superliga colombiana (2015) y la Copa Suramericana en 2015, ambos títulos con Santa Fe y del Brasileirao, con el Palmeiras en 2016.

Al principio será suplente y deberá ganarse el puesto de titular, que no será fácil. Su padre recuerda que siempre ha sido así: “Él puede pensar que va como suplente, pero en todos los equipos llegó así y luego acabó como titular. Le pasó primero desde Pasto a Santa Fe y luego de Santa Fe al Palmeiras. Sabe que va de suplente pero trabajará para ser titular”.

Yerry se destaca por su presencia física, su calidad y elegancia para salir desde el fondo con el balón. Es bastante rápido y una sola vez fue expulsado de un partido, lo cual indica que es un jugador que siempre va al balón.

Yerry es el Guacheneceño  más  admirado  por  los  niños a  quien tienen  como un  referente y  ejemplo a  seguir en la tierra  que se  promete  convertirse  en  una  cantera  de futuros  futbolistas.

Por: Jhon Eduar Noriega Moreno

Redacciòn