Yerry Mina y el Barcelona: ¿en qué va la novela?

 

 

Todo parece indicar que el futuro del defensa colombiano Yerry Mina cada vez está más cerca del Barcelona. Algunos medios y periodistas catalanes aseguran que el futbolista disfruta de sus vacaciones para incorporarse al equipo que orienta Ernesto Valverde.

“La idea del Barça, con la salida de Mascherano ya pactada a la espera del regreso de Umtiti, es que Mina se incorpore lo antes posible y que incluso pueda coincidir con el argentino. Cuanto antes llegue, antes se adaptará al juego del Barça, por si Valverde le necesita antes de lo previsto”, asegura en su columna el periodista Edu Polo, de Mundo Deportivo.

Yerry, quien está por estos días de  vacaciones  en su natal  Guachené al  Norte  del  Cauca hace pocos días aseguró que su “sueño es poder jugar al lado de Lionel Messi”. De esta manera ha dejado en evidencia sus claras intenciones de ponerse la camiseta azulgrana.

“Desde la dirección deportiva del club llevan meses trabajando en el seguimiento de Yerry Mina y están muy convencidos de su llegada. Pep Segura y Robert Fernández le conocen bien y a ambos les ha sorprendido su enorme personalidad pese a su juventud. Todos aquellos que han tratado con él confirman lo que aparenta el colombiano en sus redes sociales, que es un chaval alegre y buen compañero. Eso hace pensar que entraría con muy bien pie en el vestuario del Camp Nou gracias a su carácter extrovertido”, asegura el columnista.

 

Aunque el mismo jugador dijo  en  el reciente  partido de las  estrellas  de  fútbol que se llevó  a cabo en el Estadio  Pedro  Antonio  Zape  Jordán de  la Unidad  Recreativa y Deportiva e  la  Villa  Olímpica  que   administra  el IMDER de  Puerto Tejada,  que no está al tanto de todo y que sus empresarios son los encargados de manejar el tema, es claro que la posibilidad de marcharse del Palmeiras al Barcelona cada vez parece más cerca.

Yerry Mina disfruta de sus últimos días de vacaciones en Colombia, a la espera de saber si empezará el año 2018 ya en el FC Barcelona o todavía en el Palmeiras. En principio está citado el 5 de enero por su actual club y ahí estará si no hay novedades antes.

La idea del Barça, con la salida de Mascherano ya pactada a la espera del regreso de Umtiti, es que Mina se incorpore lo antes posible y que incluso pueda coincidir con el argentino. Cuanto antes llegue, antes se adaptará al juego del Barça, por si Valverde le necesita antes de lo previsto.

Desde la dirección deportiva del club llevan meses trabajando en el seguimiento de Yerry Mina y están muy convencidos de su llegada. Pep Segura y Robert Fernández le conocen bien y a ambos les ha sorprendido su enorme personalidad pese a su juventud. Todos aquellos que han tratado con él confirman lo que aparenta el colombiano en sus redes sociales, que es un chaval alegre y buen compañero. Eso hace pensar que entraría con muy bien pie en el vestuario del Camp Nou gracias a su carácter extrovertido.

Una de sus grandes ‘cualidades’ fuera del terreno de juego es su afición a la música y su especialidad es el baile, como demuestra constantemente a través de su cuenta de Instagram. Yerry Mina es un tipo alegre y así se muestra siempre.

Otro de los argumentos que ha convencido al Barça es su estilo futbolístico. Aunque todavía tiene que pulir ciertos aspectos y seguir creciendo, entienden que tiene un potencial enorme y que se puede adaptar al sistema azulgrana, siempre complejo para los centrales que llegan de fuera. El colombiano tiene a Gerard Piqué como referente y modelo. Sigue el azulgrana, estudia su manera de jugar viendo vídeos y ese aprendizaje también consideran en el club que le será muy útil cuando aterrice en el Camp Nou. la convivencia con Piqué y el hecho de poder trabajar a diario con el central catalán facilitaría muchísimo su adaptación.

Por esta razón, en el Barça desean que la incorporación de Yerry Mina sea inmediata, para que conozca cuanto antes al resto de compañeros, a Valverde y su método de trabajo. A priori Mina llegará como cuarto central y por delante tendrá a PiquéUmtiti Vermaelen, por lo que si no hay lesiones o sanciones de entrada jugará poco. Eso es un factor positivo para que se pueda adaptar sin presión, pero también puede jugar en su contra, ya que un jugador con su corpulencia necesita continuidad, ya que sin ritmo de competición es un tipo de jugador al que le cuesta arrancar