EL exjefe paramilitar, alias HH, fue deportado a Colombia

Fuentes cercanas proceso judicial del exjefe paramilitar Ever Veloza, alias HH,  han confirmado que quien fuera líder del bloque Calima de las AUC aterrizará en las próximas horas en territorio colombiano para continuar el proceso de Justicia y Paz.

La deportación de HH desde Estados Unidos se produce este martes, luego de que el ex jefe paramilitar declinara quedarse en territorio norteamericano luego de culminar el proceso con dicha justicia.

“Hoy lo están repatriando. Viene a cumplir con el proceso de Justicia y Paz que tiene pendiente y que inició desde el año 2007”, confirmó la fuente.

Veloza debe responder ante la justicia colombiana por delitos como desaparición forzada, desplazamiento forzado, concierto para delinquir, porte ilegal de armas, homicidio en persona protegida, secuestro, actos de barbarie, actos de terrorismo, hurto agravado y reclutamiento ilícito que cometió al mando del bloque Calima, con radio de acción en el Valle del Cauca  y  Norte  del  Cauca.

José Everth Veloza García, alias «HH», «Hernán Hernández» o «El Mono Veloza», (n. Trujillo, Valle del Cauca, 1967), es un ex paramilitar colombiano y exnarcotraficante que hizo parte de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) hermano de Diego Alejandro Veloza Torres.

Fue extraditado a Estados Unidos el 5 de marzo de 2009 después de confesar en Colombia alrededor de 3.000 crímenes.​

 

Se vinculó a las autodefensas en 1994 a los 28 años de edad siendo comandante del Bloque Bananero entre 1994 y 1997, bloque que operaba en el Urabá Antioqueño. Entre 1997 y 2001 comandó el Bloque Calima​ de las AUC que operaba en el Valle del Cauca  y  Cauca , siendo responsable directo de numerosas masacres y asesinatos selectivos.

Ha confesado su responsabilidad en el asesinato de al menos 3.000 personas de las cuales 1.200 habrían sido asesinadas en el lapso de un año en el Urabá, fue autor de la Masacre del Naya ​ ocurrida entre el 10 y 12 de abril de 2001 donde fueron asesinados 20 campesino e indígenas, ​ también aceptó haber sido responsable del asesinato de 16 sindicalistas en Bugalagrande y de haber cometido varios de estos crímenes en complicidad con empresas bananeras de Urabá.

Ingresó al proceso de desmovilización con el gobierno pero dejó de acudir a las reuniones de Santa Fe de Ralito.

 

Veloza fue capturado por la policía entre el corregimiento de Bolombolo, del municipio de Venecia y el municipio de Tarso, en el departamento de Antioquia, en compañía de cuatro personas. ​ Desde entonces buscó colaborar con la justicia y acceder a los beneficios de la Ley de Justicia y Paz sin embargo el gobierno extraditó a Veloza a los Estados Unidos, país cuya justicia lo solicitó por su participación en la producción y el envío de drogas.