Directora del ICBF pidió sancionar ejemplarmente padrastro que embriagó menor en Popayán

La directora del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, Icbf, Karen Abudinén, pidió que se aplique todo el peso de la ley, al hombre que le suministró aguardiente a su hijastro de 4 años de edad, lo que lo mantiene internado en el Hospital Susana López de Popayán.

El caso fue denunciado en la Fiscalía por el delito de violencia intrafamiliar. La Funcionaria expresó su indignación y explicó que un equipo de la Entidad está al frente de la situación, para garantizar el restablecimiento de los derechos del menor.

“(…) Hicimos una denuncia penal, realmente esto es atentar contra la vida de nuestros niños. Abrimos un proceso interno para hacer acompañamiento y revisar que al niño se le garanticen los derechos”.

Agregó que una vez el menor sea dado de alta se iniciarán los procesos correspondientes para determinar si se le retorna o no a su madre, o si se toma otra determinación, teniendo en cuenta que se puso en riesgo la vida del pequeño.

Las autoridades se encuentran alarmadas por el aberrante hecho que atentó contra la salud del pequeño, quien ya está bajo la protección del ICBF.

En la unidad de urgencias de pediatría del Hospital Susana López de Popayán, Cauca, se encuentra bajo observación médica un niño de 4 años que llegó con síntomas de intoxicación por la ingesta de alcohol.

“Por los hallazgos clínicos que encontramos, el paciente se encuentra estable”, afirmó Enrique Jaramillo, pediatra del centro asistencial.

Asimismo, el médico agregó que el menor permanece bajo protección en el centro asistencial, donde se trabaja en conjunto con el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar y la Policía de Infancia y Adolescencia.

La Fiscalía realiza las investigaciones correspondientes con la denuncia instaurada, pues inicialmente el sujeto fue capturado por la Policía Metropolitana de Popayán, pero la fiscal que conoció el caso lo dejó libre al considerar que no había delito.

“(…) Pedimos celeridad y todo el peso de la ley contra aquellas personas que atentan contra la vida de los niños, niñas y adolescentes, no podemos tolerar eso”, dijo Abudinén.

Los hechos ocurrieron en el barrio 31 de Marzo y fueron atendidos por uniformados de Infancia y Adolescencia de la Policía Nacional.