La pesista colombiana se quedó con la plata en el envión y ganó el oro en el total tras levantar 239 kilos. Miyareth Mendoza fue segunda en el arranque.

Subirse al podio en una cita grande siempre ha sido el sueño de Leidy Yessenia  Solís. La medalla de plata de los Juegos Olímpicos de Beijing 2008 se la confirmaron a principios de este año por el dopaje de dos competidoras en la categoría de los 69kg (la ucraniana Natalia Davidova y la china Liu Chunhong).

“Me robaron mi momento de gloria”, dijo en una  entrevista. Ese anhelo aún no lo había podido cumplir. Fue campeona de Juegos Suramericanos, Centroamericanos y del Caribe y Panamericanos. 

Pero el podio en un Mundial o en unos Juegos Olímpicos seguía sin aparecer. En Rio de Janeiro quedó cerca, finalizó en la cuarta posición. Pero nunca se rindió y el fruto al trabajo lo vio este sábado en Anaheim, California. Se coronó campeona mundial en el total de los 69 kg.

El total, que suma los resultados del arranque y el envión y es lo único que se premia en los Juegos Olímpicos, fue la categoría en la que se vistió de oro.

Superó a todas sus rivales con solvencia. Terminó la jornada con 239 kilogramos, cuatro más que la pesista de Albania Romela Begaj y la estadounidense, Martha Rogers. Plata y bronce, respectvamente. 

Su sueño por fin se hizo realidad. Cuando la llamaron a ubicarse en lo más alto del podio, saltó y sacó una sonrisa enorme. Después, cuando sonó el himno nacional miró hacia arriba y se le hizo un nudo en la garganta que estuvo acompañado por un par de lágrimas de felicidad.

No obstante, no pudo ganar ni en arranque ni en envión. En la modalidad de un tiempo finalizó en la cuarta posición, levantó 104kg, los mismos que Rogers, pero la estadounidense por peso corporal le ganó el puesto a la colombiana. La campeona fue la albanesa Begaj, quien alzó 107kg y la plata se colgó en el cuello de la colombiana Miyareth Mendoza con 106kg.

En el envión parecía que el oro iba a quedar en manos de Solís. La colombiana empezó con 135kg y lo logró. En ese momento la mayoría de sus rivales ya habían gastado las tres oportunidades, pero la egipcia Sara Ahmed levantó 136kg y eso le bastó para arrebatarle el oro a la pesista nacional, que intentó 137kg en sus últimas dos oportunidades, pero no logró alzarlos. Se quedó con la segunda posición.

Por su parte Miyareth Mendoza, con un problema en su rodilla izquierda, terminó con 127kg. Quiso irse con los 133kg pero su rodilla no respondió y no pudo hacer efectiva esa oportunidad. Aún así estas dos pesistas sumaron dos preseas de plata y una de oro más a la gran actuación que están teniendo el país en el Mundial.

A primera hora Andrés Mauricio Caicedo y Brayan Rodallegas finalizaron en el top 10 de la categoría de hasta 77kg. Caicedo fue cuarto en el envión con 192kg, quiso alzar 195kg en sus últimos dos intentos, pero no lo logró. En el total terminó octavo. Mientras que Rodallegas fue décimo tanto en arranque como en envión.