Marino Guevara  Girón, el hombre que más alcaldes de Cali a lustrado

Este Portejadeño  a  sus  70 años de edad  es quizás  el  “embolador” que más Alcaldes, secretarios de  despacho  y funcionarios de  la  Alcaldía  de Cali y EMCALI a lustrado pues lleva 32  años prestando sus  servicios en  una  de  las torres  del CAM  más  frecuentada  por los  Caleños.

Amable, dicharachero y muy  voluntarioso se  ha ganado el  afecto de los centenares de empleados y visitantes  que  diariamente visitan la torre de  Emcali, para tramitar  asuntos  de  las comunidades o gestiones  personales.

Es también el hombre  afable que más  saluda  y lo saludan pues su caja  de embolar  está en toda  la  entrada  del  edificio que alberga todo el  poder  político y administrativo de los caleños, desde donde se controla los  servicios  públicos  domiciliarios.

“Un buen  brillo y presentación  en los zapatos dice mucho de  vos, de quién sós y cómo y qué querés que piensen de vos”  afirma Guevara  Girón .

Y es por ello quizás que los  visitantes de  la torre de  EMCALI  no vacilan  antes  de  acudir  a la citas del mandatario de  los  caleños  y toda  la élite gobernante de la  sultana  del  Valle, en posar sus  zapatos en la mágica  caja  de  Marino, el  “personaje que lustra los más ilustres de cali”.

“No me  creas pero esto siempre fue un arte, y si no   me  creés  pregúntale  a los exalcaldes, concejales y ex secretarios de despacho que han pasado por estas humildes  manos,que desde Puerto Tejada  vino a sacarle el brillo a  los  gobernantes de mi cali bella”  afirma Marino, al confesar que sin  “querer queriendo”  también se  convertido  en el  “termómetro” de  cómo  va  la ciudad que  fundó  Don Sebastían de  Belalcázar  por  allá  en  un 25 de Julio de 1535.

Aunque lustrar zapatos parezca sencillo es un oficio que requiere habilidad, pues “embolando” cada día se  aprende  a  conocer  toda  clase de  calzado en estilos  y formas, además  de la personalidad  de  quienes  los  usan, cuando se  entabla  una  conversación  con el cliente.

Los lustrabotas  o emboladores  son parte de uno de los oficios más antiguos y tradicionales desde ya muchísimo tiempo, no solo en el  cali sino en el mundo entero.

Marino Guevara ha tenido el privilegio de ser  amigo y de lustrar  a los  exalcaldes caleños que  recuerda con gratitud  y afecto  como  Carlos Holmes Trujillo, Germán Villegas, Rodrigo Guerrero ,Mauricio Guzmán Cuevas, Ricardo Hernando Cobo Lloreda, Julio César Martínez Payán ,John Maro Rodríguez Flórez, Apolinar Salcedo Caicedo ,Sabas Ramiro Tafur Reyes, Jorge Iván Ospina Gómez y el actual Maurice Armitage, “ todos sin excepción han sido muy deferentes conmigo y hasta me dicen: Negrito, quédate con la vuelta”, además de todos los gerentes de EMCALI.

Siempre  será  motivante  ver el esfuerzo que todos los lustrabotas realizan para su superación personal y la búsqueda de los sueños que llevan detrás de esas caras a veces angustiadas, pero siempre  alegres y serviciales, pues al igual que  Marino, son padres  llevando el sustento a su familia y para enseñarles a sus hijos que a pesar de que su realidad no es igual a la de muchos otros niños y jóvenes, mucho menos fácil y cómoda, es un factor de aprendizaje que les permitirá valorar lo conseguido y esforzarse siempre por lo que quieren.

 

Si los zapatos y botas hablaran, dirían sin duda que no hay mejor trato que el de una buena  embolada” termina  diciendo  Marino Guevara, el embolador  de  Puerto Tejada que lleva tres décadas lustrando el calzado a quienes han dirigido y orientado la  capital de la salsa, la sucursal del cielo, la ciudad en donde se cree que no se  puede  comprar  la felicidad, pero sí  un par de elegantes  zapatos y eso está  muy cerca, máximo cuando lucen  impecables.

Fotos: Jhon Eduar Noriega  Moreno