Hogar  Infantil  Mis  amiguitos, 40 años  al servicio de la atención integral a la infancia de Puerto Tejada

Con  una  eucaristía  en  acción de   gracias concelebrada  por  los  sacerdotes  Gustavo  Aguilar y Nelson García,  el Hogar  Infantil Mis Amiguitos del  ICBF cumplió  40 años de  existencia al servicio de la atención integral a la infancia de Puerto Tejada.

Dirigido actualmente por  María Mónica Vargas García su misión ha  sido  ofrecer por ya  cuatro  décadas un servicio público de atención integral a  centenares de niños y niñas menores de cinco años, dignificando sus vidas con principios, valores étnicos y culturales, sentido de pertenencia, liderazgo y herramientas apropiadas de aprendizaje, que permiten mejorar sus calidad de vida y su entorno, con un equipo completo de  colaboradores, capacitados para brindar servicios de calidad.

El hogar infantil  Mis  Amiguitos, fue fundado en 1977, dos años después de que fueran legislados a nivel nacional los institutos de Bienestar Familiar, razón por la cual es considerado como uno de los más antiguos del país y quizá uno de  los más antiguo del departamento.

La clave del éxito de este  hogar  infantil  Mis  Amiguitos  de   Puerto Tejada ha  sido sin duda el  compromiso con el  que durante todos estos años sus  directivas,  padres  de  familia  y  trabajadores ,han  educado  y cuidado con el corazón  a   centenares  de   niños  y niñas.

Queremos  felicitar muy especialmente  en esta  ocasión a Mónica  Vargas  García por su constante empeño y dedicación para  propiciar el desarrollo social, emocional y cognitivo de los niños menores de 6 años, prioritariamente los niños de familias con alta vulnerabilidad socioeconómica, a través de acciones que propicien el ejercicio de sus derechos con la participación activa, organizada y corresponsable de la familia, la comunidad  y las  autoridades  de  Puerto  Tejada.

El Hogar  Infantil Mis  Amiguitos  del  ICBF  en  Puerto Tejada  indudablemente  en sus  40 años ha  contribuido  a  mejorar  las  prácticas de crianza mediante procesos de formación y capacitación a la familia alrededor del desarrollo infantil, partiendo de la comprensión de los niños como sujetos de derechos y seres humanos en formación.

Y  algo  muy  importante  de  destacar es  que  ha  venido apoyando el fortalecimiento de la unidad familiar y la función socializadora de la familia a través de los procesos educativos que favorezcan desarrollo de habilidades para la convivencia y la resolución pacífica de conflictos en esta   población  Nortecaucana.

Fotos: MV