Ciudadanos podrán ingresar en chanclas y pantaloneta a oficinas públicas

La Corte Constitucional determinó que una norma de simple etiqueta no puede vulnerar los derechos fundamentales.

Las personas que vistan pantalonetas, camisetas sin mangas, franelillas, bermudas o chanclas podrán ingresar a las oficinas públicas sin ninguna restricción. La decisión la tomó la Corte Constitucional, al tumbar una circular de la Alcaldía de Neiva donde prohíbe el ingreso a las personas que estén mal vestidas.

La medida, consignada en un acto administrativo, se convirtió en una disputa con la Secretaría General de la Alcaldía de Neiva y dos juzgados penales municipales para demostrar cómo la circular no vulneraba ningún derecho y más bien promovía el orden, el respeto y la adecuada presentación personal.

Hasta que el caso llegó a la Corte Constitucional que ordenó el desmonte y modificación de la norma en un término improrrogable de 48 horas, contados a partir de la notificación del fallo.

 

La Sala Primera de Revisión de la Corte Constitucional, que está integrada por los magistrados Luis Guillermo Guerrero Pérez, Alejandro Linares Cantillo y Carlos Bernal Pulido hizo que esta medida fuera modificada.

La decisión fue tomada al amparar los derechos de un ciudadano al cual los vigilantes de la Alcaldía le impidieron su ingreso porque vestía bermudas y necesitaba consultar un trámite.

La corte aseguró que “el grupo de principios y derechos fundamentales (libre desarrollo de la personalidad, igualdad y administración como servicio público), pesa más que el grupo de intereses de la administración municipal (respeto, decoro, etiqueta, buena imagen y solemnidad), de lo cual deriva que las medidas restrictivas a la forma de vestir contenidas en la Circular No. 007 de 2016, restringen de una manera muy intensa los principios y derechos fundamentales, lo cual no se justifica, si se tiene en cuenta el favorecimiento inexistente o muy leve de los fines que persigue”.

La decisión de la Corte Constitucional también hizo que en la Gobernación del Huila, donde igualmente se tenía la misma circular, se modificara y se permitiera el libre ingreso a las instalaciones de los entes públicos de las personas sin tener en cuenta su forma de vestir.