Condenan nuevo crimen de líder social en Tumaco a manos de pandillas

 

Se trata de Luz Jeny Montaño de 48 años de edad, quien fue ultimada en su vivienda por sicarios en un populoso sector del puerto de Tumaco conocido como viento libre.

Montaño era reconocida en el sector por su liderazgo también hacia parte de grupos religiosos ese los sectores Divino Niño y Jesús Nazareno.

El hecho ha generado conmoción entre la comunidad. Se desconoce por ahora si tenía amenazas en su contra y qué hay detrás de su homicidio.

El Cinep en su reciente informe de Derechos humanos, había alertado sobre el preocupante panorama de violencia política que se presenta en regiones como Nariño, particularmente en el puerto de Tumaco.

En lo que va de año, al menos 50 líderes sociales y campesinos han sido asesinados, si bien algunas fuentes elevan esa cifra por encima de los cien.

El coronel de la Policía Mauricio Jiménez dijo que al parecer  serían  dos hombres  quienes entraron en la vivienda de Montaño, ubicada en el barrio Viento Libre, y la mataron.

 

La Policía anunció la apertura de una investigación para capturar a los responsables del asesinato de Montaño, que destacó por su liderazgo en las juntas de acción comunal de varios barrios de Tumaco y de los grupos religiosos del Divino Niño y el Señor Jesús de Nazareno con los que gestionaba proyectos para comunidades desplazadas.

El vicario general de Diócesis de Tumaco, Arnulfo Mina, lamentó en declaraciones condenó el crimen y expresó «una impotencia absoluta porque las cosas no avanzan y los asesinatos continúan».

Asimismo denunció que han retornado las «fronteras invisibles» y la disputas entre pandillas de la zona urbana de Tumaco, y entre esos sitios está Viento Libre.

«Son grupos que integran jóvenes entre los 14 y 25 años de edad», señaló Mina, quien pidió al Gobierno inversión social en Tumaco «porque aquí hay una alta descomposición social y se disparó el consumo de sustancias psicoactivas en los niños y jóvenes».