“ Con la Unidad Liberal,lucharemos  por la Paz y contra la Pobreza en Colombia” Cristo en Santander de Quilichao

Con un llamado  a  los  Caucanos  para defender con  ahínco los logros del proceso de  Paz y luchar  contra  la  Pobreza, la inequidad social y la recuperación de  la economía del país, el pre candidato a la  Presidencia de  la República por el Partido  Liberal, el Ex Ministro de Estado Juan Fernando Cristo Bustos  continuó  su gira  por las distintas regiones de Colombia.

En Santander de  Quilichao en una  nutrida  reunión convocada  por el Representante  a  la Cámara  por el Cauca  Carlos  Julio  Bonilla  Soto, Cristo Bustos dio a  conocer sus  propuestas para  gobernar  a  Colombia en las que  defendió entre  otras  la  autonomía  territorial y el respeto a  la dignidad  humana de  todos  los  colombianos.

Aunque  recientemente hizo serias  críticas al Jefe  del Liberalismo, el Ex presidente César  Gaviria  Trujillo  por el manejo que se  le ha  dado  a  la convocatoria de  la  Consulta  Liberal el  próximo  19 de  Noviembre, Juan Fernando Cristo ante  los dirigentes  y líderes  Nortecaucanos sostuvo  que  “Esta será una campaña alegre, fresca, sin insultos, sin ofensas, con propuestas, de ideas, en donde el liberalismo va a contener el populismo de izquierda y el de derecha”.

 

En  Santander de  Quilichao  el mensaje de Cristo, de tono liberal y conciliador, se concentró en la defensa de las instituciones, el cumplimiento de los acuerdos de paz y la descentralización para tramitar el posconflicto, bajo el concepto de “derechos y no derecha”.

Fue un discurso que desafía la corriente del momento, pero que al fin y al cabo entra a la competencia en un escenario en el que no hay nada definido y todo es posible. La fórmula de ese programa combinado con el respaldo de la maquinaria puede ser débil para buscar el triunfo total, pero le garantiza a Cristo mantener un protagonismo en el proceso político que se avecina.

“El Partido Liberal es defensor de la libertad del ciudadano, pero entiende que la libertad sólo se realiza cuando el hombre alcanza a satisfacer dentro de la vida social el conjunto de sus necesidades económicas y sociales”. Manifestó el  aspirante   liberal.

“No es Liberal la noción de crecer ahora para repartir después, que justifica la miseria de muchos, hoy, en aras de posibilitar la ilusoria riqueza de todos, mañana. No son libres los 28 millones de colombianos que viven en la pobreza y mucho menos los 11 millones que subsisten en condiciones de miseria” Enfatizó  Cristo  Bustos.

Acompañado  por  el  Senador  Nariñense Guillermo García Realpe, Cristo Bustos reconoció que ciertamente los partidos tradicionales están en su peor momento y los políticos profesionales cargan con ese bacalao. “El fenómeno no es colombiano sino universal y de ahí que estar contra el establecimiento es lo que está de moda. Los Trumps y los Macrons lo confirman”  sostuvo.

Sin embargo se  mostró confiado que  el Liberalismo con su  vocación de  poder  e  ideales progresistas podrá  nuevamente  retomar  las  banderas que  históricamente  lo ha  posicionado para  implementar  las  grandes  reformas políticas, sociales y económicas que  el pueblo colombiano está  reclamando.

Juan Fernando Cristo  que ha  sido un   caracterizado  liberal de tiempo completo y un político profesional reconocido por  su trayectoria   nacional  dejando huellas en la mayoría  de  los  municipios a  su  paso  por  el  Ministerio del  Interior, cuenta  con el  respaldo de  dirigentes   y  líderes  regionales   como el  Congresista  Carlos  Julio  Bonilla  Soto, del que cuenta  con su  aprecio, que  lo convierte como el aspirante  liberal   con  mayor arraigo en la bancada de  la  colectividad roja.

En 2014, Cristo pasa a ser Ministro del Interior donde inicia el trabajo conjunto del Gobierno y de la sociedad civil para lograr el proceso de paz con las Farc, concretando una frase que él expresó en 2016 en la Universidad del Rosario: “que las Farc se transformaran en partido y luchen en la plaza pública sin los fusiles”.

Independientemente de las anteriores consideraciones, Juan Fernando Cristo aporta más que su experiencia en mecánica política. Tiene un especial conocimiento del Estado. Cuando alguien ha tramitado leyes durante un cuarto de siglo, adquiere la capacidad de diferenciar lo realista de lo utópico.

Con este  ejercicio y servicio  al país  Cristo  aprendió a negociar, y el ejercicio del poder en el fondo es el arte de negociar. Las posiciones radicales simplistas atraen más votos que las fórmulas transaccionales. Pero estas últimas son la realidad y las otras una ilusión.

Sus  adversarios  reconocen  que  Cristo, además de conciliador, es audaz y trabajador. También es una muestra de lo que puede ser el perdón si se tiene en cuenta que él es víctima del conflicto armado. El ELN asesinó a su padre, y sin embargo jugó un papel clave en las negociaciones de La Habana que desembocaron en el acuerdo de paz.

Hoy está comprometido con lo pactado, con el presidente y con el Partido Liberal. Ninguna de esas causas está de moda, pero como la lealtad es una virtud escasa por estos días, Cristo confía en que después del calvario y la corona de espinas viene la gloria y le ha llegado la  hora  al  Liberalismo después  de vivir nueva  años en el asfalto  y  la oposición al gobierno de  Uribe.

Su  papel  en el Gobierno  Santos  ha  sido  muy  resaltado  por  la  clase  política   y la dirigencia  de  su  partido que  lo pone  ad portas  de  ser  el  candidato oficial  por  el  Partido  Liberal, pues según  cuentas tiene  el apoyo de la mayoría de la bancada roja -11 de los 17 senadores, 32 de los 44 representantes y decenas de concejales y diputados- le apuesta a alcanzar la candidatura oficial, para luego  buscar  convergencias  con otras corrientes  políticas  y así poder llegar  al solio d e Bolívar.

Fotos: David  Luna  Criollo