En Puerto Tejada  investigan  doble homicidio en el sector del “Quiebrahuevos” en el barrio Granada

Dos  nuevas  víctimas fatales  es  el  resultado de la ya cotidiana guerra  entre  pandilla en esta  población Nortecaucana.

Un hombre muerto  a  machetazos  y otro a  bala es un  macabro espejismo que ahora revela una realidad que resulta imposible  esconderla: la gran disputa entre bandas victimarias de una vecindad atemorizada lo que hace  que violencia urbana  siga desangrando a Puerto Tejada.

En esta  ocasión  las  autoridades  investigan las  muertes violentas de dos personas residente en el Barrio Granada quienes  habría sido asesinados   en retaliaciones con la  pandilla  de la  vereda  Los Bancos dejando el saldo  de  dos muertos identificados  como  Jhonatan Stiven Viáfara  Lasso  conocidos  como “ Jhoncito” Jhon Alexis Popó  “Pichi”.

Escenas de  balaceras  se repiten  en varios  sectores  urbanos de  Puerto Tejada. Para los habitantes de los barrios Granada, Porvenir y El Jardín , la carrera 16  que va desde el sector de  Palermo pasando el Puente  sobre el Río El Palo  hasta el corredor vial  que conduce a  la vereda de  los en  hace parte de una de las zonas delimitadas por las pandillas, donde se debe caminar con cuidado los 365 días del año y sus noches.

Cada vez son ya  frecuentes  que  se vivan verdaderas batallas entre jóvenes que sacan piedras, trancas, machetes y armas de fuego. En varias casas todavía están los impactos de bala que dan testimonio de la guerra que se vive en estas calles.

Las  autoridades  están preocupadas  y las  comunidades  atemorizadas , es por  ello que  desde el gobierno  municipal   con el  apoyo de  la Gobernación del  Cauca se ha  querido  implementar  un proyecto piloto  con  CISALVA (  Instituto de Investigación y Desarrollo en Prevención de la Violencia y Promoción de la Convivencia Social), cuyo objetivo es la recuperación, rehabilitación e inclusión social de jóvenes de estos barrios, quienes por muchos años han vivido entre peleas, y mejorar la convivencia  ciudadana.

El Instituto CISALVA tiene como misión la “prevención de la violencia y la promoción de la convivencia” y en este sentido ha venido desarrollando proyectos de investigación e intervenciones dirigidas a lograrlo.

El grupo de investigadores del Instituto CISALVA, encargados de desarrollar este proyecto, viene aplicando una metodología para el seguimiento de las lesiones de origen violento y accidental desde hace 15  años en el país y en esta  oportunidad Puerto Tejada  será objeto de estudio y propuestas  para  intentar  superar la  creciente  ola  de  violencia  urbana, originada  en el fenómeno de  las  pandillas juveniles.

Para apoyar la buena intención de algunos  integrantes que  han expresado querer  salir de este  mundillo de  las  pandillas  y  bandas, la Alcaldía ya tiene proyectada la construcción de canchas, parques y calles, así como el impulso a microempresas, para que estos jóvenes ocupen su tiempo libre.

“Se  buscará crear verdaderas  políticas locales para que  las futuras administraciones deban conservar y mejorar el sistema, y gracias a él, la ciudadanía informada con la colaboración de la Universidad del Valle y los medios de comunicación, se convertirán en testigo de la evolución del delito y evaluadora de la gestión administrativa y policial de la ciudad”, aseguró el Secretario de  Gobierno Municipal  , Willington  López  Caicedo.

En su afán de hacer respetar sus territorios las pandillas en Puerto Tejada  han  asesinado a quienes violan “las fronteras imaginarias” que han establecido y que  nadie puede atravesar, so pena de ser blanco de las balas.

Los jóvenes  se enfrentan entre  sí   y que son atacados tienen en común que pertenecen a grupos de pandillas, o tienen antecedentes judiciales, la comunidad los conoce pero por temor muchas  veces no se atreven a denunciar.

Los últimos cuatro meses no ha pasado una semana sin que se presente un hecho de sangre entre las pandillas, o han cometidos hechos  delictivos contra  gentes  de  bien despojándolos de sus  pertenencias e  incluso hasta quitarles  la  vida  por lo que la comunidad dice que ya no aguanta más y que es hora que las autoridades empiecen a actuar y que pongan a los pandilleros en cintura.

En mandatario de los Portejadeños, Tobías  Balanta  Murillo  señaló  que ya se han presentado algunas  importantes capturas   por distintos  hechos  delictivos  en lo que va  recorrido del  año y se ha podido comprobar que el problema  de exterminio es entre ellos. “Todo por el negocio del microtráfico, y disputas de  territorios  para  delinquir que viene creciendo más en esta población por ser un corredor  estratégico, pero que  con la  colaboración de  la  comunidad  y  la actuación  efectiva de las  autoridades  policivas  y  judiciales se está  intentando neutralizar  decididamente el  nefasto actuar de este flagelo social».