Murió Rafael ‘Wicho’ Sánchez, el creador de “La banda está borracha”

A los 82 años murió el compositor Rafael ‘Wicho’ Sánchez en Unidad de Cuidados Intensivos, UCI, de la Clínica de Alta Complejidad de Valledupar a causa de un paro cardiorrespiratorio. Además de ser autor de clásicos reconocidos también hizo parte de agrupaciones como Los Juglares Vallenatos.

Cantantes como Alfonso ‘Poncho’ Zuleta, Diomedes Díaz, Jorge Oñate y Alberto ‘Beto’ Zabaleta interpretaron las canciones de Rafael ‘Wicho’ Sánchez. 

Un desplante le sirvió a Rafael Enrique Sánchez Molina para crear uno de sus himnos. Era 1963 y Valledupar, su ciudad natal, estaba encendida por los precarnavales. Se acercó despacio a una dama para sacarla a bailar y ella se negó argumentando desencuentros melódicos en la agrupación invitada. Ese detalle fue suficiente para que él compusiera “La banda borracha” y se convirtiera en uno de los juglares más interpretados en la región del Caribe colombiano.

Rafael Enrique Sánchez Molina, conocido popularmente como ‘Wicho’, nació el 7 de agosto de 1935 en el barrio Cañaguate, en Valledupar. Su familia estaba integrada por sus padres: José María Molina y María Magdalena Sánchez; y por sus hermanas Carmen e Ilda Rosa.

Se hizo juglar al querer registrar en versos todo lo que veía que podía pasar a su alrededor. Por eso, su inspiración le dio para gestar temas tan reconocidos como La bogotana, Penas negras, Campesina ibaguereña, El buey mariposo, El patacón, El carrito brujo, Sabor de primavera, Por qué te fuiste y Mariposita, entre muchas otras creaciones.

Sus canciones fueron grabadas por artistas de la talla de Tomas Alfonso ‘Poncho’ Zuleta, Diomedes Díaz, Jorge Oñate, Alfredo Gutiérrez, Alberto ‘Beto’ Zabaleta, Iván Villazón, Carlos Vives y Peter Manjarrés, quienes le pusieron su sello a la inspiración de ‘Wicho’ Sánchez.

También hizo parte en varias jornadas de Los Playoneros del Cesar, colectivo del que pasó a conformar Los Glorias del Vallenato, que se encargaba de llevar el mensaje del género en su estilo más clásico por todos los rincones del Caribe, y más adelante figuró al lado de Los Juglares Vallenatos.

Rafael Enrique Sánchez Molina ingresó la semana pasada a la Unidad de Cuidados Intensivos, UCI, de la Clínica de Alta Complejidad de Valledupar por un paro cardiorrespiratorio, sumado a una infección en los riñones y en los pulmones, lo que provocó su muerte este domingo 22 de octubre, a los 82 años.

La Fundación Festival de la Leyenda Vallenata registró con tristeza el fallecimiento del cantautor Rafael Enrique ‘Wicho’ Sánchez Molina, quien marcó por muchos años el destino del folclor vallenato a través de sus cantos, y de su voz que dejó plasmada en distintas producciones musicales.

El presidente de la Fundación, Rodolfo Molina Araujo, indicó que Wicho Sánchez era un gran ciudadano del folclor vallenato, célebre compositor, parrandero y cantor. Siempre amó el folclor que lo dio a conocer en el concierto nacional y mundial. Paz en la tumba del amigo que hacía parte de la esencia cultural del viejo Valledupar”.