Avanza Plan para  recuperar  el espacio público  en  Puerto  Tejada

El alcalde de Puerto Tejada, Tobías  Balanta  Murillo, tiene en mente sacar adelante una política para recuperar zonas de espacio público de vendedores ambulantes (en la ciudad se estiman unos 680) con planes de regularización y equipamientos urbanos.

También quiere, conforme con el proyecto, “desarrollar el instrumento para administrar y gestionar el espacio público, en el cual se establezcan las acciones que permitan su manejo”.

Y en esta  tarea  se encuentra  el Secretario de  Gobierno  y Convivencia  Ciudadana  Willington López  Caicedo. Quien junto a  su equipo  de  trabajo  nuevamente hizo ingresar a  los vendedores estacionarios de  la Plaza de mercado y los  ambulantes  de la Carrera  20 quienes  venían  ocupando  los  andenes  peatonales  y las  zonas de  parqueo  de  las  mismas.

La Alcaldía indicó que se realizaron mesas con delegados de asociaciones de vendedores, tanto informales como legales para trazar lineamientos que buscan disminuir esa ocupación del espacio público y mejorar la  movilidad  y seguridad  en el sector.

De acuerdo con la el  Secretario de  Gobierno  Municipal de  Puerto Tejada, este proceso “se inició como resultado de la necesidad de generar mecanismos jurídicos de control con respecto a la rápida proliferación de ventas informales en la ciudad, labor ejercida por habitantes en su legítimo  derecho al  trabajo, pero que debe  atemperarse  a  la normas  existentes, especialmente  en cuanto lo que establece el Nuevo Código Nacional de  Policía, que en el fondo busca  un marco de  convivencia  ciudadana”.

Los puntos de ventas de comidas que se preparan y se venden en las calles o aquellos comerciantes que tienden sus mercancías en los andenes y pasos peatonales han sido los primeros en ser retirados del espacio público con el fin de  garantizar  normas  mínimas  de salubridad  e higiene.

“El control de las ventas ambulantes de alimentos no solo responde a la necesidad de recuperar el espacio sino a la de un problema de salud pública que nos  preocupa profundamente” sostuvo López  Caicedo.

Uno de los problemas encontrados fue que las condiciones de almacenamiento tanto de la materia prima como de los alimentos preparados no eran las adecuadas, que no había control de temperatura y que los alimentos están expuestos al ambiente por muchas horas mientras se venden, lo cual los pone en riesgo de contaminación.

Otra de las conclusiones fue que los vendedores no cuentan con una educación sanitaria para la manipulación de alimentos ni con agua potable para realizar un correcto lavado de manos.

El funcionario  indicó que en los próximos días  sus  labores  estarán dirigidas  al control y recuperación de  los  peatonales y zonas de  parqueo  en  los establecimientos  públicos en donde reparan  y venden  repuestos   para   motocicletas, los  cuales  vienen  invadiendo el espacio  público  en  Puerto Tejada. ” La idea es  garantizar la seguridad vial a todos los actores de la movilidad”, afirmó el secretario de  Gobierno de  Puerto Tejada, al subrayar que continuarán con estos operativos.

López  Caicedo acepta que deben sancionar a quienes incumplan con las normas pero pide que los desalojos no comiencen sin antes concertar proyectos con la población, así como será  rigurosa  en el control de  los  volúmenes en  los  equipos de  sonidos y expendio de  bebidas  alcohólicas   en   espacios  públicos  como andenes.