Fuerte sismo sacude el sur de México, 65 muertos

Un sismo de intensidad preliminar de 8.2 grados se sintió a las 23:49 horas de este jueves, tiempo del centro, en la Ciudad de México.

 

De acuerdo con el Servicio Sismológico Nacional, el epicentro fue localizado a 111 kilómetros al suroeste de Pijijiapan, Chiapas, a una profundidad de 10 kilómetros.

El pánico se ha apoderado de México esta noche después de un terremoto de magnitud 8,2, el mayor en al menos 100 años.

El presidente, Enrique Peña Nieto, ha confirmado inicialmente la muerte de al menos 61 personas, en los Estados  de Chiapas ,Tabasco, y  Oaxaca, según Ricardo de la Cruz, director de Protección Civil del Ministerio de Gobernación (Interior).

Aunque Peña Nieto ha descartado un panorama desolador, ha admitido que se tardarán días en evaluar los daños causados.

El presidente mexicano ha advertido que el principal riesgo puede ser una posible réplica de hasta 7 grados en las próximas 24 horas. Pasadas las tres de la madrugada se habían registrado más de 60.

De   otra  parte se  confirma que hasta  ahora  son 65 las  personas que  murieron por el terremoto de 8,2 grados de magnitud que sacudió este viernes el sur de México.

Así mismo, el coordinador nacional de Protección Civil, Luis Felipe Puente, señaló que en la zona de Juchitán, Oaxaca, hay informaciones de casas derrumbadas con personas adentro.

El terremoto es el mayor registrado con sismógrafos en la historia del país y se sintió en prácticamente la mitad de México, desde el centro hasta el sur e incluso a algunos países vecinos, indició el Servicio Sismológico Nacional (SSN).

El sismo se produjo unos días antes de la conmemoración de las víctimas que dejó el terremoto del 19 de septiembre de 1985, que causó miles de muertos en la capital mexicana.

El terremoto de México de 1985 fue un terremoto ocurrido a las 07:17:47 hora local (UTC-6),4​ del Jueves 19 de septiembre de 1985, que alcanzó una magnitud de 8.1 (MW).1​ El epicentro se localizó en el Océano Pacífico mexicano, cercano a la desembocadura del río Balsas en la costa del estado de Michoacán, y el hipocentro a 15 kilómetros de profundidad bajo la corteza terrestre.

El número preciso de muertos, heridos y daños materiales nunca se conoció y sólo existen estimaciones que van desde los 3 192 (cifra oficial)  y los daños fueron calculados en 8 mil millones de dólares, 250 000 personas sin casa y 900 000 que tuvieron que abandonar sus hogares.

​ Las tareas de rescate se prolongaron hasta el mes de octubre,y la de remoción de escombros hasta diez años después. En 2017 aún existen campamentos derivados de los sismos.

Ayer por la noche un terremoto de 8.2 grados de magnitud sacudió México, el epicentro se registró a 116 kilómetros al suroeste de Tres Picos, Chiapas, el cual se sintió en los estados de Oaxaca, Guerrero, la Ciudad de México y Puebla.

Durante el movimiento, que duró casi 40 segundos, varias personas reportaron a través de redes sociales, ver destellos de luz en el cielo. Este fenómeno es conocido como ‘triboluminiscencia’ y es común que suceda en terremotos o erupciones volcánicas.

Este fenómeno sucede cuando algunos materiales se ven sometidos a mucha tensión o movimiento, que produce una ruptura en los enlaces químicos.

En el caso de los sismos, la triboluminiscencia se da cuando las placas tectónicas se mueven con mucha fuerza, y los desplazamientos entre las grietas producen energía que sale en forma de descarga eléctrica.

Friedemann Freund, científico de la NASA, realizó un estudio donde determinó que estas luces se producen por el estrés de las sustancias en la roca, lo que libera una especie de plasma, que viaja a gran velocidad y produce los destellos que vemos en cielo.