“Le estamos dando un manejo integral a la inseguridad y convivencia ciudadana en Puerto Tejada”. Tobías Balanta

El mandatario de  los  Portejadeños Tobías  Balanta  Murillo  señaló desde el gobierno municipal se está  implementando  un Plan Integral de Convivencia y Seguridad Ciudadana para  esta   población  Nortecaucana y  que , “tiene como finalidad construirlo de la mano con la  comunidad y  las  autoridades  a fin de garantizar que estos aborden de manera integral las problemáticas de violencia e inseguridad, de forma tal, que incluyan medidas preventivas, disuasivas, reactivas y de apoyo a la justicia, así que  también  contemplen procesos de reparación de las víctimas y resocialización de los victimarios, para  lo cual estamos articulando varias  iniciativas inclusive con el sector  privado”.

El  Alcalde  confirmó que  en los próximos  meses se  instalará  una  base  militar en el antiguo centro recreacional de  Cooprosperar  para  reforzar  los  planes de  seguridad que se han diseñado para  Puerto Tejada  pero enfatizó que “Es necesario asumir los temas de violencia, delincuencia, inseguridad y crimen desde una perspectiva analítica, que permita realizar estudios objetivos de los fenómenos. En este orden de ideas, resulta claro para todos los actores que los temas de convivencia y seguridad ciudadana no pueden seguirse manejando desde la lógica de los caprichos y las percepciones aisladas de la realidad , aquí  venimos atendiendo con algunas  dificultades las necesidades de los ciudadanos en relación con los temas de inseguridad y violencia lo que implica el trabajo coordinado, interinstitucional e intersectorial de las instituciones que tiene competencias y funciones en la materia” dijo Balanta Murillo  tras sostener que para ello ha  realizado varias  gestiones  ante los  gobiernos  Nacional y Departamental para con acciones  y obras también dar respuestas al tema de la  inseguridad  que tanto preocupa a todos  los  habitantes de Puerto Tejada.

El  mandatario  local   explicó  que las políticas, programas, estrategias y acciones que se vienen diseñando e implementando  para  combatir  el fenómeno de  las  pandillas y loa  actos  delictivos en  Puerto  Tejada   parten  de la perspectiva de los derechos humanos y generar dinámicas de confianza entre los ciudadanos y de estos hacia las instituciones, de forma tal, que aumenten los niveles de capital social y de credibilidad de las instituciones, “pero con mano fuerte” .

El Alcalde de  Puerto Tejada  manifestó que con la  colaboración de  la Gobernación del Cauca  a  través de  CISALVA, El Instituto de Investigación y Desarrollo en Prevención de la Violencia y Promoción de la Convivencia Social, se  ha  desarrollado un  observatorio municipal con un  sistema de vigilancia epidemiológica de cobertura local , donde se  ha  validado  la información de las muertes violentas y no intencionales caso a caso, con las instituciones responsables de la investigación.

Estos registros una vez procesados serán  llevados a una reunión de análisis donde las autoridades locales de justicia y salud en cabeza del Alcalde, tomarán decisiones buscando formular estrategias y políticas de prevención de violencia. La Información del observatorio servirá  al mismo tiempo como insumo para el Consejo local de Seguridad y demás espacios de definición de políticas de prevención sectorial o interinstitucional.

Tobías  Balanta  significó que  gracias  al programa de recompensas se ha logrado importantes  capturas y dijo que “Hoy más que nunca se reconoce la importancia y pertinencia de la participación de los ciudadanos en los programas, estrategias y acciones que se desarrollen con el fin de disminuir las problemáticas de violencia, delincuencia e inseguridad que se presentan en nuestra jurisdicción”.

Al resaltar la  labor que  en ese sentido viene ejecutando la Policía Nacional bajo el mando del Mayor Wilson  Montañéz, comandante del Distrito 7 del Departamento de Policía  Cauca,indicó que seguirá  apoyando todas las operaciones institucionales que buscan brindarle  una mejor seguridad  a  Puerto Tejada.

En este sentido,  el burgomaestre Portejadeño  manifestó que  el objetivo de los mismos será buscar el desarrollo de soluciones sostenibles frente a los problemas de criminalidad y violencia, “dando prioridad a iniciativas relacionadas con la salud, capacitación, rehabilitación social de jóvenes y el desarrollo de proyectos  micro empresariales como los implementados por el  sacerdote  Edison Huérfano con dos padillas del oriente. En este orden de ideas, el Programa contemplaba la existencia de un grupo de promotores de paz, conformado por jóvenes voluntarios capacitados en mecanismos alternativos de resolución de conflictos, cursos para padres de familia y parejas sobre relaciones conyugales y prevención de la violencia intrafamiliar, la adopción de una serie de medidas rigurosas relacionadas con la venta de alcohol en establecimientos públicos y el cumplimiento de  los  horarios establecidos, entre otras como el  control sobre el microtráfico y consumo se  sustancias  alucinógenas”.

En Puerto Tejada  definitivamente el tema inquietante de  la inseguridad no sólo está relacionado con la forma como algunos  medios de  comunicación transmiten los hechos o con las percepciones ciudadanas en las  redes  sociales.

Si no  se  comunican oportunamente con claridad  los planes que resuelvan la urgencia, pero además, que en el mediano y largo plazo atiendan las raíces de los problemas, y adicionalmente, como lo ha expresado el propio  mandatario local  que en buena hora se le esté dando un manejo integral que involucre a todas las dependencias gubernamentales y la  comunidad  mediante  la participación  ciudadana que tienen que ver con el asunto, lo más probable es que los hechos se sigan presentando, los medios sigan desempeñando su obligación de informar sobre lo que ocurre y en ese contexto, se atiendan  y resuelvan  los problemas de fondo que afectan a la ciudad.

Ojalá la Administración  municipal se olvide de los eufemismos, deje de sentir que cualquier reclamo exigente o crítica es un ataque y brinde un manejo  eficaz  a las situaciones que preocupan y afectan a la ciudad, teniendo en cuenta la complejidad de las mismas para lograr verdaderos resultados. Le quedan 26 meses. Hay tiempo suficiente de asumir con humildad y liderazgo  como lo está  demostrando, el asunto, tomar el toro por los cuernos y dar respuestas que sí solucionen las situaciones problemáticas y le brinden tranquilidad a la ciudadanía, que tiene derecho a ella.