El “Supermán” López es ya sexto en la general y conquista su segunda etapa en España

 

MIGUEL-ANGEL-LOPEZ (1)

Miguel Ángel López Cuando llega la alta montaña el colombiano vuela por las carreteras, le hace honor a su apodo: Supermán.

Pocos pueden seguir su ritmo cuando imprime toda su potencia y los que lo intentan quedan estacionados en el pavimento como le sucedió a Adam Yates en las difíciles rampas de Sierra Nevada.

El boyacense dio cátedra en la montaña, se la devoró y logró una victoria de esas que quedarán rondando una y otra vez en la memoria de los amantes del ciclismo, porque él solo se encargó de dejar regados a pedalistas como Alberto Contador, Romain Bardet y Adam Yates para lograr su segunda victoria de etapa en la Vuelta a España.

Fueron 3 horas, 34 minutos y 51 segundos los que necesitó el nacido en Pesca, Boyacá, para levantar los brazos en Sierra Nevada, que ni siquiera con sus 2,500 metros sobre el nivel del mar fueron obstáculo para el hombre del Astana.

miguel_angel_lopez_vuelta_suiza_et5_w_2015_sirotti

“Lo de Miguel Ángel López fue tremendo”, dijo Esteban Chaves una vez llegó a meta y se enteró de la gesta del ciclista, que en esta Vuelta a España está recogiendo todo lo que sembró. Atrás quedaron esos malos días de accidentes, la suerte está con él y su límite es el cielo.

“Ha sido un día magnífico. Gracias al trabajo del equipo, no podía fallarles”, dijo López al ser entrevistado por la organización. “Decidí atacar con Contador, tenía mis dudas por lo larga que era la montaña, pero contamos con las fuerzas suficientes para lograr la victoria”, agregó.

Más allá de ese triunfo memorable, el colombiano se quedó con una enseñanza de Alberto Contador: cuando te sientas bien, ataca sin importar lo lejos que esté la meta.

Este domingo se fue con el español a falta de 26,3 kilómetros y demostró que está para grandes cosas. Esto apenas es un abrebocas de lo que puede llegar a ser este joven de 23 años.

Entre sábado y domingo, Miguel Ángel López le ha descontador un minuto a Chris Froome en la clasificación general.

web_temp_big_tp

Ya se ubica en la sexta posición y está a 43 segundos de meterse en la tercera posición de la ronda ibérica, que tras la fracción de este domingo quedó en manos del ruso Ilnur Zakarin, quien terminó en la segunda posición en la llegada a Sierra Nevada. 

Esteban Chaves se mantiene en la quinta posición en la general, a 12 segundos de López. El bogotano terminó en la cuarta posición en la decimoquinta etapa.

El movimiento nuevamente lo produjo Alberto Contador. El de Pinto atacó a 26 kilómetros, sin césar, sin mirar atrás. Junto con él salió Miguel Ángel López con un manto de duda e incluso pidiéndole permiso al equipo.

El colombiano y el español unieron fuerzas para alejarse del grupo Froome y con el pasar del recorrido fueron superando a los pedalistas que se fueron soltando de la fuga. Hasta que se toparon con Romain Bardet, quien los acompañó hasta que López quiso, porque fue el pedalista de Boyacá el que tiró sin césar, sin pedir permiso ni ayuda.

59a7180516850

Miguel Ángel se encargó de perseguir a Adam Yates, pero la cola que tenía atrás ya lo estaba estorbando. Así que a falta de 8 kilómetros decidió cambiar la marcha y los que lo quisieron seguir, sequedaron sin piernas.

Sintieron de inmediato el golpe y solo pudieron perseguir con la mirada al colombiano, que se iba y se perdía en el horizonte, en las curvas de la inmensa montaña, hasta que desapareció y como por arte de magia apareció detrás de Yates, quien lo miró, lo estudió y cuando intentó emular su paso, se reventó.

López realizó una gesta inolvidable en Sierra Nevada, en ese monte escaso de vegetación. Allí dio un golpe de autoridad y demostró que Supermán está hecho para grandes cosas.

Este lunes habrá descanso en la Vuelta y el martes regresará con una contrarreloj individual de 40 kilómetros.