Gobierno pagará millonaria recompensa por baja de alias «Gavilán»

santos-anuncia-la-muerte-de-gavilan-segundo-cabecilla-del-clan-del-golfo-567314

Por Roberto Vargas, alias Gavilán se ofrecía una recompensa de 500 millones de pesos, a  Última  hora  se  conoció con fuentes de la fuerza pública, que gracias a la información entregada por una fuente humana  muy cercana  al  capo se llegó al escondite de quien era el segundo al mando del Clan del Golfo.

El operativo en el que participaron equipos élite de las distintas fuerzas armadas se desarrolló en el sector de Puerto Plata, en Turbo Antioquia.

Pese al amplio dispositivo de seguridad que acompañaba a alias Gavilán, sus escoltas huyeron al sentir la presencia de las autoridades, presentándose únicamente la muerte de Vargas.

Sobre alias Gavilán pesaban 22 órdenes de captura y una circular azul de la interpol.

gAVILAN

La muerte de Roberto Vargas Gutiérrez, alias “Gavilán”, es un golpe contundente de Agamenón, la estrategia táctica y militar que las autoridades crearon en el 2013 para acabar con el Clan del Golfo.

El deceso de quien era el segundo al mando de la banda criminal más estructurada y peligrosa del país se presentó en cercanías del municipio de Riosucio, hasta donde llegaron hombres de la Dirección de Inteligencia de la Policía (Dipol), y de la Dirección Antinarcóticos (Diran).

 alias-gavilan

“Tuvimos hombres apostados en los alrededores de donde él se encontraba esperando un movimiento en falso del objetivo para confirmar que sí se trataba de él. Mandó a comprar algo, creemos que licor o cigarrillos y pudimos confirmar su identidad”, explicó uno de los agentes que dieron con el  tenebroso capo  del clan del Golfo.

El seguimiento había empezado a mediados de agosto, cuando por medio de triangulaciones y sistemas satelitales, fue ubicado en un sitio conocido como la 40, entre Chocó y Antioquia.

El cerco sobre el segundo mando del Clan del Golfo comenzó a cerrarse hace poco menos de un año, cuando hombres de inteligencia de la Policía se infiltraron entre una de sus estructuras y, gracias a su trabajo, le fueron incautadas nueve toneladas de drogas que tenía en una caleta escondida bajo un piso de tierra en un casa humilde en Turbo, Antioquia.

Sobre “Gavilán” y su hermano, Efrén Vargas, alias “Culo e Toro”, muerto en una operación en julio pasado, recaen los señalamiento de las autoridades de ser quienes organizaron el plan pistola contra los integrantes de la Policía, por quienes, según fuentes de inteligencia, ofrecía hasta 2.6 millones de pesos.