Importación de Etanol a base de Maíz, pone en riesgos destilerias colombianas

 destileria_destacado

En el Valle del Cauca y en la región funcionan seis destilerías que producen etanol a base de caña, que es el más amigable con el medio ambiente. El año pasado se produjeron 4343 millones de litros.

Por cuenta de la libre importación de etanol a base de maíz, especialmente de los Estados Unidos, que se reporta desde el 1 de mayo de este año, las destilerías del Valle del Cauca que producen etanol a base de caña de azúcar están en riesgo.

Las razones que explican el riesgo son dos: la menor calidad del etanol de maíz comparado con el del Valle del Cauca y los bajos precios a los que ingresa al mercado colombiano por contar con el subsidio del Gobierno de los Estados Unidos.

20090424_1a_06

El etanol se utiliza como oxigenante de la gasolina con el ánimo de reducir las emisiones contaminantes al medio ambiente. También permite incrementar el octanaje de las gasolinas sin necesidad de que se realicen inversiones en la refinerías de petróleo. 

Si bien ambos tipos de etanol (el de maíz y el de caña) son amigables con el medio ambiente, el que se produce en nuestro país ayuda a reducir hasta en un 74% los niveles de contaminación cuando se mezcla con la gasolina, en tanto que el que se produce en los Estados Unidos contribuye con una reducción de entre un 40% y un 43%, según estudios de la Federación Nacional de Biocombustibles.

Respecto de los precios, la importación de un galón de etanol de maíz de Estados Unidos cuesta, en pesos colombianos, unos $5.400, mientras que en Colombia el valor del galón equivale a unos $8.559. “La diferencia de $3.159 que afecta al Valle del Cauca y por ende a todo el país corresponde a los subsidios que otorga los Estados Unidos. Así es muy difícil competir”, dijo Jorge Bendeck, presidente de Fedebiocombustibles.

DATA_ART_186331_BIG_CE

Por su parte, el presidente de Asocaña, Juan Carlos Mira, expresó que es necesario que el Gobierno colombiano firme lo más pronto posible la resolución de tipo ambiental para equilibrar las cargas y evitar que “ingrese a nuestro país etanol de maíz de una calidad inferior a la nuestra”.

Agregó que desde el 1 de mayo, cuando entró en vigencia la libre importación de etanol de maíz, en los últimos tres meses ingresaron a Colombia 24 millones de litros de alcohol de maíz, aproximadamente.

“Es una cifra preocupante. El año pasado el Gobierno permitió la importación de etanol para complementar la producción nacional. Ingresaron 18,5 millones de litros en cinco meses, pero ahora la situación es diferente y compleja”, dijo.

Enfatizó que el ingreso de etanol de los Estados Unidos está poniendo en riesgo el presente y futuro de las seis destilerías del Valle y de la región, así como el de la empresa Bioenergy, que es de la estatal petrolera Ecopetrol.

incauca-01

Según  Mira, la resolución está lista hace más de un año y fija las emisiones de gases en efecto invernadero. “Le hacemos un llamado al Gobierno Nacional para que sea coherente y consecuente con su política ambiental y que no ponga en riesgo las inversiones que se han hecho en esta materia en las seis destilerías: las de Mayagüez, Manuelita, Risaralda, Riopaila, Incauca y Providencia, así como la de Bioenergy, en los Llanos”, señaló.

Los compromisos internacionales

En la conferencia mundial de las Naciones Unidas sobre cambio climático que se celebró en París en el 2015 y que dio como resultado el llamado Protocolo de Kyoto (COP21) Colombia se comprometió a lograr una reducción del 20% en la emisión de gases efecto invernadero (GEI) para el año 2030.

En razón a ello, el uso del bioetanol producido en Colombia se presenta como una gran alternativa para mitigar la emisiones de GEI en la gasolina, pero los presidentes de Asocaña y de Fedebiocombustibles dicen que si se permite el ingreso de etanol a base de maíz, que es de menor calidad que el que se produce en las destilerías del Valle del Cauca y la región, no se podrá cumplir con el compromiso del Protocolo de Kyoto.

Los gremios le insisten al Gobierno que firme la resolución.

Importaciones entre mayo y julio

importacion_de_etanol_golpe_a_la_rodilla_de_la_industria_nacional

De acuerdo con Asocaña, en tres meses (entre mayo y julio de 2017) ingresaron al país 24 millones de litros de alcohol de maíz, aproximadamente.

La cifra corresponde a un promedio mensual de 8 millones de litros, que según el gremio, equivale al 20% del mercado.

Con la derogatoria de la resolución del Ministerio de Minas y Energía, Asocaña señala que se dejó el mercado local expuesto al etanol de maíz de los Estados Unidos, un gigante que gracias a subsidios estimados en US$50 billones (datos de la Universidad de Tennesse). 

Entre 2005 y 2015 triplicó su producción, hasta 55.000 millones de litros, generando excedentes que representan el 45% del comercio mundial y 7 veces el mercado de Colombia.

”Lo paradójico es que varios estados de ese país impusieron límites al uso de su propio etanol de maíz, por su bajo beneficio ambiental”, de acuerdo con el gremio azucarero.