Espejito – Espejito


Si un país pudiese pararse al frente de un espejo mágico y preguntarle: ¿Espejito espejito, a que país NO me debo parecer? ¿Que creen ustedes que le contestaría? ¡Si, si, yo sé! Es una pregunta con respuesta obvia. Venezuela. Pero no se confíen demasiado que para todo el mundo no es tan evidente. Creo haber escuchado que existen algunos por ahí que todavía defienden ese régimen.

Venezuela tenía en los 80´s el PIB más alto de Latino América y era uno de los países con mayor desarrollo de la región. No vale la pena profundizar en lo que pasó, todos conocemos la historia y como diría Andrés López; “deje así”.

El presente de nuestros vecinos no podría ser más doloroso. Lo lidera una persona que tuvo una revelación de un pajarito. Sus frases son celebres por su “profundidad” y créanlo o no le ha regalado a los niños venezolanos para que estudien libros y libras. También le ha dado por repartir panes y penes. Tuvo la desfachatez de decir lo siguiente, “esos comerciantes que ustedes conocen son tan víctimas del capital, de los capitalistas que especulan y roban como nosotros.” Háganme el favor. Bueno; ahora también le dio por echarse discursos en “inglés”.

El régimen acabó con el sector privado, la inversión extranjera, los medios de comunicación, las instituciones, la separación del poder, el estado de derecho y la democracia. La gente está aguantando hambre. Hace poco en una reunión con el Presidente del BID, nos manifestaba que más del 70% de la población había perdido 8 kilos.

La escasez no es solo de alimentos, también es de medicamentos. Caracas es la ciudad más violenta del mundo. La inflación acumulada a junio, o tal vez sería mejor denominarla hiperinflación, es del 176%. En el 2015 su economía decreció el 6.2%, en el 2016 fue del -18% y el Fondo Monetario Internacional proyecta un desaceleración del -12% para el 2017. Sencillamente muy grave la situación.

El 16 de Julio se pronunciaron en pro de la democracia y en contra del régimen más de 7 millones de Venezolanos que buscan una solución a su situación. Sin embargo Maduro insiste en llevar a cabo su amañada constituyente este domingo para continuar atornillado en el poder, a pesar de que su majestad el pueblo se ha manifestado con claridad en contra y que la gran mayoría de la comunidad internacional le ha solicitado no realizarla.

Que pasará con Venezuela no sé, tal vez nadie. Solo se les puede desear lo mejor; que un día cercano regrese la libre empresa, la democracia, el estado de derecho, la ley y el orden y como consecuencia el progreso.

En el entre tanto visitemos con frecuencia al espejo para que nos recuerde de vez en cuando que NO nos debemos parecer a nuestro país hermano. Pilas pues, Parémosle-Bolas.

velasco

Por: Gabriel Velasco Ocampo