A los  103  años de  edad murió Doña Inés Balanta de Peña, la maestra de la caridad y el cariño.

Diapositiva1

Cumplimos con el penoso deber de  registrar  el sensible  fallecimiento de Doña  Inés  Balanta  de  Peña, quien  a  sus  103  años ha  partido  hacia  la  patria  celestial.

Desde el momento que nacemos, comienza una maravillosa aventura que es la vida. Una estadía temporal  que la vamos construyendo paso a paso, día tras día. Un coqueteo con la vida que desde la Fe la visualizamos como la construcción de un camino de reencuentro con Dios.

Diapositiva1

Doña  Inés por su vocación de  maestra y madre de familia, amiga y  ciudadana ejemplar, siempre  demostró  que esa Fé  es  con  obras.

Todos  los que tuvimos la oportunidad de conocerla en Puerto Tejada o Cali, bien sabemos que Doña  Inés fue una mujer prolífica en obras y virtudes. Construyó una hermosa familia, abrazó con todas sus fuerzas e intelecto su vida profesional  como educadora  de  varias  generaciones y estableció fuertes lazos de amistad con muchos seres que le recuerdan con gran afecto.

Diapositiva1

Su dedicación por 52  años  ininterrumpidos a  la formación integral de infinidad de alumnos fue la dimensión en la cual mejor le conocimos. Una recordada profesora entregada por completo a la enseñanza. Desde la docencia en el aula de  las  Instituciones  educativas  como ; La Antonia  Santos, Sagrado Corazón de  Jesús  e  Ingenio  La  Cabaña  y Naranjo, en las  que sirvió siempre demostrando que el cariño y la caridad  por  los demás es el mejor  legado por  dejar en este mundo.

Diapositiva1

Ciertamente, doña  Inés se entregaba con pasión para alcanzar sus objetivos. De hecho, pese al paso  inexorable de  los  años  aún en esa bendición de su  prolongada vida dio ejemplo de  vitalidad, lucidez y amor por los  suyos como a los demás.

A la luz de los actos de vida doña  Inés  Balanta  de  Peña  estamos seguros que Dios debe estar muy contento con ella, ya que, no escondió sus talentos, sino que los hizo relucir como una lámpara en la oscuridad.

Cuando se  escriba  la Historia de  Puerto Tejada habrá un espacio especial  para Doña  Inés  Balanta de  Peña sabremos siempre recordar su voz inconfundible, apreciar en la memoria su mirada sincera, sentir su corazón que seguirá palpitando fuerte y bellamente para todos quienes, como ella,  abrazaron los principios más queridos en defensa del ideal humanista y de la educación.

Diapositiva1

Cofundadora de la Fundación Ancianato El Refugio de Puerto Tejada, compartió este gran privilegio y bendición divina, con la actividad  de las  voluntarias y benefactoras de esta institución sin ánimo de lucro, que por más de tres décadas ha sabido llevar a numerosos adultos mayores lo que doña Inés siempre animó  como legado de su amor al prójimo: “caridad y afecto con lo más necesitados” afirmaba doña  Inés.

A sus  hijos  Julia Inés y Eleazar, nietos y bisnietos, familiares y allegados, expresamos  nuestra sentidas  condolencias y expresiones  de  solidaridad por  la pérdida  de  tan  entrañable ser  querido.

Sus honras fúnebres  se  cumplen en la  ciudad de  cali  en la  Capilla de velación In Memorian Calle  5  27- 35 , se  oficiará una  eucaristía  para  rogar  por  su eterno descanso este Jueves 20 de  Julio a  las 2: oo .p.m  en la  Parroquia  San Fernando Rey   Calle 5 # 30-02 Barrio San Fernando y su  posterior traslado al Camposanto Metropolitano del Norte.

Desde  Puerto Tejada, frente  al  Banco de Bogotá  saldrán dos  buses a  las  12.00 del día para  acompañar las  exequias.

Paz en su Tumba.

Fotos: Martha Aurora  Giraldo