Desde este sábado los colombianos tendrán que pagar impuestos por el uso de bolsas plásticas

bolsas-pulzo-914x607
El próximo sábado 1 de julio comienza a regir el impuesto al uso de bolsas plásticas en el país, con el fin de desestimular su uso y reducir los impactos ambientales relacionados con los residuos generados por las mismas cuando dejan de usarse.

Ya desde el 31 de diciembre de 2016 entró en vigencia la resolución 668 del 28 de abril de ese año, mediante la cual se reglamentó el uso racional de bolsas. Y en esa resolución se dispuso que las bolsas menores de 30×30 debían salir de circulación y contar con capacidad suficiente para soportar más peso, así como con mensajes alusivos al reciclaje y al cuidado del planeta.

De acuerdo con la Ley 1819 de 2016, los establecimientos comerciales que a partir del 1 de julio entreguen bolsas, cuya finalidad sea cargar o llevar productos vendidos a sus clientes, deberán cobrar un impuesto de 20 pesos por cada bolsa. Esta tarifa se incrementará 10 pesos cada año, de manera que para el 2020 llegará a 50 pesos por bolsa. El impuesto se le cobrará a las personas que reciban bolsas plásticas para transportar sus compras en establecimientos comerciales, incluyendo domicilios y se recaudará al momento de la entrega de la bolsa.

Según el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Luis Gilberto Murillo, ya “hemos visto en el último año un cambio en el hábito de consumo con campañas como Reembólsale al Planeta (impulsada por el Ministerio de Ambiente), que sin duda tienen un impacto positivo a la hora de disminuir los impactos ambientales de residuos como el plástico”.

De hecho, en lo corrido de este año, de acuerdo con la industria de plásticos, en Colombia se redujo en un 27 % el consumo de bolsas, dato registrado por ventas anuales en cerca de 80 empresas productoras de este material, con una totalidad de ventas por el valor de 475.000 millones de pesos aproximadamente.

Los comerciantes tienen dudas

Los comerciantes pidieron al Gobierno claridad sobre la entrada en vigencia del impuesto a las bolsas plásticas de 20 pesos por unidad, que comenzará a regir este sábado y se incrementará anualmente hasta 50 pesos en 2020, según lo aprobado por la última reforma tributaria.

El presidente de Fenalco, Guillermo Botero, indicó ayer que debe precisarse si la medida es para bolsas para cargar productos, lo que excluiría a las de precorte (productos frescos) y las entregadas en ventas de medicamentos.

Tambien hay dudas de si los establecimientos que vendan bolsas a quienes lo soliciten están obligados a pagar IVA sobre esa venta, pues no hay disponibilidad de moneda fraccionaria para entregar vueltas exactas.

Diapositiva1

El ministro de Ambiente, Luis Gilberto Murillo, resuelve algunas inquietudes al respecto:

¿Es un impuesto por cada bolsa plástica?

Sí y debe estar discriminado en la factura.

¿Lo paga el consumidor o el dueño del supermercado que vende la bolsa?

Quien paga el impuesto es la persona que opte por recibir bolsas plásticas (consumidor) cuya finalidad sea cargar o llevar los productos adquiridos en establecimientos (incluyendo domicilios). El impuesto es recaudado por los establecimientos, es decir almacenes de grandes superficies, esto no aplica para tiendas de barrio, ni pequeños comerciantes.

¿El impuesto es un costo adicional que se cobra por la bolsa?

El impuesto no constituye un sobre valor en el producto, ni es una carga para el comerciante.

¿Por qué se determinó este impuesto?

Se determinó en el Congreso a través de la reforma tributaria. Uno de los factores para el impuesto es desestimular el uso de la bolsa debido a que su vida útil es de alrededor de 12 minutos, pero el tiempo que demora en degradarse puede ser hasta de 300 años. La bolsa plástica permanece mucho tiempo en el ambiente y es de corta vida.