Absuelto el policía que mató a un hombre negro cuya muerte fue retransmitida en Facebook

Un jurado exonera al agente que disparó contra Philando Castile en Minnesota y que alegaba que lo hizo porque se sintió amenazado.

 

El  video  dio la vuelta al mundo y abrió una nueva fase en el debate sobre la  violencia  racial   en Estados Unidos. Una mujer, Diamond Reynolds, sentada en el asiento de copiloto de un coche explica con asombrosa calma, en un vídeo retransmitido en directo en Facebook, cómo su novio acaba de ser tiroteado por un policía en Minnesota.

A su lado, la víctima, Philando Castile, negro de 32 años, agoniza con su camiseta empapada en un mar de sangre. El agente habla agitado a través de la ventana y Reynolds le repite que, cuando le descerrajó siete tiros, Castile era inofensivo porque estaba buscando su carné de conducir. En el vehículo está también la hija de la mujer, de cuatro años. Y llega un momento en que Reynolds se da cuenta de que su novio no se mueve. “Por favor, no me digas que ha muerto”, implora.

La brutalidad del vídeo, del 6 de julio de 2016, no ha sido motivo suficiente para el jurado que este viernes decidió absolver al policía Jeronimo Yanez, acusado de homicidio involuntario de segundo grado, lo que podría haberle acarreado una pena de 20 años de cárcel.

El policía Jeronimo Yanez El policía JeronimoYanez HANDOUT AFP

El agente, estadounidense de origen mexicano de 28 años, alegó que se sintió amenazado cuando paró, por tener una luz estropeada, el coche que conducía Castile a las 9 de la noche en Falcon Heights, a las afueras de Saint Paul. El argumento de Yanez es que el conductor llevaba una pistola en el coche, algo que le notificó y que podía hacer legalmente. También adujo que no siguió sus órdenes porque creía que estaba drogado al oler a marihuana el vehículo. La policía encontró esa droga en el automóvil.

 3647B3C700000578-3690446-Pallbearers_raise_their_fists_into_the_air_as_they_carry_the_cas-a-165_1468524428332

La muerte de Castile desató protestas y alimentó el debate en EE UU sobre el trato de la policía con la comunidad negra .

La decisión de exonerar al agente reabrirá presumiblemente las heridas. El vídeo adentró a millones de ciudadanos en lo que vive una persona que presencia un tiroteo. Y el hecho de que fuera retransmitido en directo reforzó el poder que han tenido las redes sociales como plataforma de denuncia de casos de brutalidad policial contra afroamericanos.

Desde la confusa muerte en 2014 en Ferguson  (Misuri) de Michael Brown, un joven negro desarmado, por disparos de un policía blanco, han proliferado los vídeos que han destapado abusos policiales contra los afroamericanos. Muy pocos casos, sin embargo, han acabado  en condenas a los agentes. La ley estadounidense da una amplia protección al derecho a la defensa propia de la policía. Un factor relevante es que EE UU es el país del mundo con la mayor proporción de armas de fuego con ciudadano, lo que explica que los policías puedan temer por sus vidas.

1497650509_082270_1497651560_miniatura_normal

Familiares y amigos de Philando Castile reaccionan a la decisión del jurado de exonerar al policía. 

Tras la muerte de Castile, el entonces presidente  Barack  Obama calificó la violencia policial como un “asunto americano” que escapa de razas. “Todos nosotros, como americanos, deberíamos estar preocupados por estos tiroteos porque no son incidentes aislado. Son sintomáticos de disparidades raciales más amplias que existen en nuestro sistema de justicia”, dijo.

El vídeo también conmocionó al gobernador de Minnesota, Mark Dayton, que hizo la siguiente pregunta: “¿Habría ocurrido esto si el conductor hubiera sido blanco, si los pasajeros fueran blancos? No creo”.

En el vídeo en directo en Facebook y en su testimonio judicial la semana pasada, el agente Yanez alegó que creía que Castile iba a agarrar una pistola. Sin embargo, Reynolds, la novia de la víctima, argumentó que estaba tratando de cooperar y un vídeo de la policía muestra cómo contó con calma al agente que tenía autorización para llevar una pistola y que no tenía intención de cogerla.

La Fiscalía acusó a Yanez de haber imaginado él solo que la situación era peligrosa y de crear una amenaza inexistente. Con su actuación, advirtieron, no solo mató a Castile sino que casi hirió a su novia y a su hija en el coche.

Tanto la acusación como la defensa consideraron que el vídeo de Facebook validaba sus posiciones. Al final el jurado de 12 miembros, dos de ellos negros, se decantó por la versión de los segundos.