Prestasalud se quedará con Cafesalud y pagará $1,45 billones

1474416361_054622_1474416455_noticia_normal

La venta es la apuesta final del Gobierno para pagar las cuantiosas deudas que tiene esta Empresa Promotora de Salud (EPS) y para dar solución a los problemas de atención que han incrementando en los últimos años

Después de año y medio se conoció que el consorcio Prestasalud es el comprador de Cafesalud y Esimed (la red de clínicas y hospitales), es decir de los activos del Grupo Saludcoop en liquidación. $1,45 billones, ese es el monto que finalmente se pagará por la EPS. Puntualmente, ofertaron $1,2 billones y $250.000 millones por Esimed.

Con esta operación, el Gobierno espera pagar las multimillonarias deudas de la EPS (Cafesalud) que superan los $800.000 millones, y dar solución a la crisis de atención que afecta a seis millones de afiliados.

Según dijo el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, que el consorcio tome las riendas de Cafesalud “da tranquilidad a usuarios y prestadores de servicios”.

El superintendente de salud, Norman Julio Muñoz, explicó que “ambos oferentes presentaron muy buenas propuestas, sin embargo, Prestasalud ganó la adjudicación con su oferta de $1,4 billones. El paso siguiente es garantizar la transparencia en la transacción y que se proteja la red de afiliados”.

Igualmente, la liquidadora de Saludcoop, Ángela María Echeverry, afirmó que “los $1,45 billones que conseguimos es dinero suficiente para pagar el pasivo de Cafesalud, incluyendo los bocas de $200.000 millones del Ministerio de Salud. Lo que quedé irá para pagar las deudas de Saludcoop”.   

cafesalud                    

Por su parte, el presidente de Cafesalud, Luis Guillermo Vélez Atehortúa, explicó que “para nadie es un secreto que hay problemas de atención y ahora tenemos que empezar a trabajar con el nuevo operador. Esperamos que el proceso de transición se complete en agosto”.           

Prestasalud es un consorcio que nació a principios de este año, conformado por ocho cabezas de grupos de salud, cada una con una participación de 12,5 %, que en total suman alrededor de 180 clínicas y hospitales. Entre ellos están: Grupo San José, Organización Clínica General del Norte, Fundación Cardiovascular Soacha, Grupo Mediláser, Corporación Nuestra IPS, Fundación Saint, Grupo Esensa y Medplus. Muchas de estas entidades son acreedores de Cafesalud.

Jorge Gómez, vocero de Prestasalud, señaló que para optimizar las operaciones en Esimed, planean una inversión de más de US$100 millones ($300.000 millones), recursos que ya están garantizados por medio de fondos de inversión internacionales.

Con esta venta, Colombia espera terminar uno de los capítulos más crudos que ha atravesado su sistema de salud, teniendo en cuenta que la EPS era la última gran arista que quedaba del escándalo que rodeó la intervención y posterior liquidación del Grupo Saludcoop. Es un proceso que terminó viciado por irregularidades y presiones tanto políticas como económicas.

angela-maria-echeverry_-_supersalud

La liquidadora de Saludcoop, Ángela María Echeverry, había declarado que la escogencia de la mejor propuesta dependería de dos criterios: “Uno técnico, en el que se analiza la experiencia y la capacidad del oferente para prestar servicios de salud, y otro financiero, en el que se tendría en cuenta el monto ofrecido por los activos y que debe superar el del avalúo realizado por las firmas Lazard, PwC y Posse Herrera Ruiz”.  

El pasado 9 de marzo se conoció que la liquidación de Saludcoop indicó que solo pagará $2 billones de los $8,6 billones en acreencias presentadas. El impacto más fuerte sería para las clínicas y hospitales, pues las acreencias que presentaron suman $4,4 billones, y Saludcoop no les reconoció (glosaron) deudas por más de $3,6 billones.

El otro oferente que llegó a la recta final de la venta de Cafesalud fue Sanitas Internacional por medio de su filial Clinitas S.A.. Sanitas solo presentó oferta para comprar el regimen contributivo de Cafesalud, en donde hay 4 millones de pacientes. Entre sus planes estaba invertir más de $1 billón para resolver la crisis de atención en 3 años.