Cristo no va más en el gobierno de Santos

presidente_del_congreso_0

El jefe de Estado le habría pedido que lo acompañara hasta el final de su mandato, pero el ministro del Interior cree que ya hay mucho desgaste y que es hora de hacerse a un lado. Además, la opción de ser precandidato presidencial en el Partido Liberal le suena.

El oráculo político para las elecciones presidenciales de 2018 nunca antes había estado tan apretado de tiempo como ahora. Eso obliga a hacer cálculos prematuros, a pesar de que quede un año para que los colombianos acudan a la cita en las urnas. Y lo claro es que restan tan sólo dos días para que los altos funcionarios que hoy hacen parte del gabinete del presidente Juan Manuel Santos destapen sus cartas y le den a conocer a la opinión pública si tienen o no pretensiones electorales.

Es el caso del ministro del Interior, Juan Fernando Cristo Bustos, quien todavía sigue “deshojando margaritas” sobre su salida. Eso, claro, de boca para afuera, porque aunque él aún no se atreve a confirmar que deja la jefatura de la cartera política, fuentes del alto gobierno que Cristo ya habría dejado su carta de renuncia en el despacho del Jefe de Estado desde la semana pasada.

santos_farc

Incluso, según pudo establecer , el primer mandatario tendría preparado el anuncio de la salida del que es considerado uno de sus ministros estrellas para este jueves, sobre el medio día, tras su regreso de Ecuador, en donde acompañó la posesión del nuevo presidente de ese país, Lenín Moreno Garcés.

¿Qué se sabe? Que Cristo Bustos quiere retirarse del Gobierno no sólo para aspirar como precandidato presidencial en las toldas del Partido Liberal, sino que también con ello evitaría inhabilitar a su hermano, Andrés Cristo, actual senador y quien buscará regresar al Congreso.

Además, su nombre también entraría en la baraja para asumir la dirección de la colectividad roja. Por ahora, los precandidatos del liberalismo son los senadores Juan Manuel Galán y Edinson Delgado, y también suena con insistencia el nombre de Humberto de la Calle.

¿Quién podría reemplazarlo? Antes de que Santos viajara a Washington para reunirse con su homólogo, Donald Trump, se supo que estuvo en algunos encuentros con Cristo para pedirle que no se retirarla del cargo.

Menos en este momento cuando el “fast track” atraviesa un momento crítico a raíz de la decisión de la Corte Constitucional de abrir la puerta a que el Congreso le haga cambios al Acuerdo de Paz, que hará mucho más compleja la implementación de lo pactado.

silvia_cauca_42

Nadie como Cristo ha defendido tanto las banderas de la paz en el Capitolio. Se ha aguantado trasnochos, regaños de la oposición y ha ejercido, incluso, el rol de “recolector de votos”, al atajar a los legisladores para que no disuelvan el quorum, con tal de salvar los textos de La Habana.

whatsapp_image_2016-09-01_at_6.08.54_pm

Por eso, no son pocos los que creen que será difícil reemplazar a Cristo en una coyuntura adicional cuando se vienen discusiones complejas como la reglamentación de la Jurisdicción Especial para la Paz, la prórroga del mecanismo especial legislativo, la dejación de armas y la misma campaña política, que trae como consecuencia directa el ausentismo en el Congreso.

Sin embargo, hay voces que se han aventurado a lanzar nombres “al azar”. Dicen que, dentro del propio Ministerio, el apoyo mayoritario está a favor del actual viceministro Guillermo Rivera, quien en este momento se encuentra en Buenaventura tratando de encontrar consensos para que se levante el paro cívico que desde la semana pasada adelanta sus habitantes.

En algún momento, se escuchó el nombre de Gabriel Silva, muy cercano al presidente Santos y ex ministro de Defensa. Y, finalmente, rondó por los pasillos del Congreso el rumor de que el ex senador Camilo  Sánchez  podría ocupar el cargo.

Lo cierto es que, sin importar quién llegue a encabezar el Ministerio del Interior, se enfrentará a un reto enorme: garantizar que el espíritu de los acuerdos firmados con las Farc no se vulnere y para eso debe contar con un poder de cohesión fuerte en el Capitolio Nacional.

Quedan pocas horas, el reloj empezó a correr y, en todo caso, la respuesta final está en manos de Cristo quien al parecer no va más  en el gobierno de  Santos.