Por primera vez, la OMS tendrá un director africano

Se trata del etíope Tedros Adhanom Ghebreyesus, quien reemplazará a la china Margaret Chan al frente del importante organismo de salud.

Tedros Adhanom Ghebreyesus tiene 52 años y desde el próximo 30 de junio será el director de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la entidad internacional adscrita a la ONU que se encarga de tratar las problemática de salud en todo el mundo. Adhanom Ghebreyesus reemplazará a Margaret Chan, quien ejerció el cargo durante diez años.

El etíope, quien fue ministro de salud de su país entre 2005 y 2012, será el primer africano en ocupar el cargo más alto de la OMS. Desde que se fundó en 1948, la entidad ha tenido dos directores americanos, tres europeos y tres asiáticos.

Adhanom Ghebreyesus logró imponerse sobre dos fuertes contrincantes: la pakistaní  Sania Nishtar y el médico inglés David Nabarro. El ex ministro de Salud francés Douste-Blazy también estaba peleándose el nombramiento. La elección del etíope puede deberse al papel fundamental que cumplió como presidente de varios organismos internacionales de salud que hacen presencia en su país.

Dr.-Tedros-Adhanom-Ghebreyesus-and-Somali-PM

Ante la Asamblea de 194 miembros de la ONU, el biólogo de formación, máster en inmunología de las enfermedades infecciosas y doctor en Filosofía, señaló que trabajaría “sin descanso para hacer realidad la cobertura universal de salud y mejorar la respuesta ante emergencias sanitarias”, y que pondría la lupa sobre la rendición de cuentas y la transparencia de la OMS. Como los otros dos candidatos, habló durante 15 minutos.

Según la página web del ahora representante de la OMS, su paso por iniciativas como Roll Back Malaria Partnership, de ONUSIDA, y del Fondo Mundial para la Eliminación de la Malaria, el Sida y la Tuberculosis, ayudó a que las mismas contaran con una mayor “eficiencia y efectividad”, principios que estaría planeando trasladar a la OMS.

afp_20170523_180300172

No obstante, su elección no causó regocijo en la totalidad de sus compatriotas. De hecho, casi un centenar de manifestantes etíopes se paró en las afueras del recinto donde se lleva a cabo la septuagésima Asamblea Mundial de la Salud – la más larga de la historia – y lo acusaron de haber ocultado tres epidemias de cólera (2006, 1009 y 2011) durante los años en los que fue ministro de Salud de su país.

Además, lo acusan de haber malgastado fondos del Global Fund para luchar contra el VIH en Etiopía, pues con ellos se habrían construido centros de salud sin acceso al agua. La auditoría que hizo esa alianza de lo ocurrido señaló que por lo menos US$6 millones debían ser regresados. Adhanom Ghebreyesus negó esas acusaciones.

Por su parte, organizaciones defensoras de derechos humanos como Human Rights Watch (HRW) no le perdonan el haber hecho parte de los círculos más altos del régimen etíope, acusado por la misma ONU de violar sistemáticamente los derechos humanos y de reprimir políticamente a sus críticos.

Nuevo sistema para elegir director

MLI_Ethiopia_EDIT_2011_003_0

El nuevo sistema de selección de candidatos puede haber tenido mucho que ver con el triunfo de Adhanom Ghebreyesus. Es la primera vez que los 194 países de la ONU pueden elegir a través de una boleta electrónica secreta, a uno de los tres candidatos elegidos por la Junta Directiva de la ONU, conformada por 34 miembros. En años pasados, la Junta elegía un único candidato y los países debían decidir si respaldaban o no esa decisión.

Con este nuevo sistema de votación, un país pequeño como Niue tiene el mismo peso que un gigante como China. Por eso, el hecho de que Tedros Adhanom Ghebreyesus se hubiera convertido en el candidato africano le dio un gran poder a la hora de recibir votos.