Cuánto daña el oportunismo político

 el-espectador

Solo le pido a los líderes, hombres y mujeres afros, que tengan coherencia, pues la construcción de liderazgos en estas comunidades apenas se está formando, siendo notable la falta de liderazgos serios, pues algunos de los que hay, hoy dicen negro, y mañana, sin ninguna explicación, dicen blanco, confundiendo a toda la comunidad en especial los que alguna vez votaron por ellos.

Los líderes (hombres y mujeres) de las comunidades negras, tienen una doble y paradigmática misión: luchar contra el modelo que enseña corrupción, y dos, tener un discurso coherente, pues sus acciones son actos docentes, observadas por adultos y sobre todo niños en proceso de formación en sus respectivos municipios.

Muchos toman el tema de los de la lucha por los derechos de las comunidades negras, que en algunas localidades como Puerto Tejada, Villa Rica y Guachené en el Cauca da réditos políticos, o sea votos, para ascender políticamente; y esto es válido y altruista, inclusive algunos llegan a ocupar cargos o tener contratos con el gobierno con esa finalidad.

Solo que la dinámica social aspira a que prosigan su discurso con ética y coherencia, empero, de una elección a la otra y aun con los puestos de las negritudes calientes, sin sonrojarse siquiera, aparecen agenciando candidaturas, que además de extrañas para la lucha por la inclusión racial, son apéndices del establecimiento que por su esencia critican el otrora liderazgo de los afros.

Solo le pido a estas personas que sean honrados con lo que dicen y expresan, no puede ser que de un momento a otro y sin ton ni son, con las mismas condiciones de discriminación, exclusión y atraso de sus comunidades, aparezcan agenciando e impulsando candidaturas raras, repito, habiéndonos hecho perder el tiempo creyendo que lo que decían provenía de su más íntima convicción o reflexión política.

No es ético enseñarle a las nuevas generaciones “el oportunismo político” como arma dialéctica, entre otras porque no lo es, de un lado, y del otro, porque siempre habrá otro más “vivo” que el “vivo bobo” que nos engañó con un aparente discurso, que no era cierto, como diría Cantinflas.

Coherencia por favor señores políticos.

Nestor-Raul-Charrupi-Jimenez-blog

Por: Néstor Raúl Charrupí Jiménez