“En el 2018, llueva, truene o relampaguee, en Venezuela hay elecciones presidenciales”: Maduro

C_rN93WXgAAGkrG

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, aseguró este viernes que en 2018 habrá elecciones presidenciales como ordena la ley, tras denuncias de la oposición de que pretende evadirlas con su convocatoria a una Asamblea Constituyente.

En el 2018, llueva, truene o relampaguee, en Venezuela hay elecciones presidenciales“, dijo el mandatario durante una reunión de la comisión presidencial que impulsa la Constituyente, en el palacio presidencial de Miraflores.

El pasado diciembre debieron realizarse las elecciones de gobernadores, pero el poder electoral -al que la oposición acusa de servir al gobierno- las suspendió y aún no tienen fecha.

C_rN8LHW0AAutoN

Este año corresponden los comicios de alcaldes y a finales de 2018 las presidenciales. 

Pero la oposición asegura que con su convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente “popular”, Maduro busca evitar medirse en elecciones en un momento en que siete de cada diez venezolanos rechazan su gestión, según encuestas.

El presidente enfrenta desde el pasado 1 de abril fuertes protestas opositoras que exigen elecciones generales. Las manifestaciones ya dejan 38 muertos y centenares de heridos y detenidos.

A la solicitud de elecciones se han unido varios países de la región y el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, quien ha llamado “dictador” a Maduro.

Miranda state governor and opposition leader Henrique Capriles Radonski speaks during a press conference in Caracas on January 14, 2015. The Venezuelan opposition leader Henrique Capriles announced Wednesday that the opposition coalition Mesa de la Union Democrática (MUD)  will be reorganized in vue of the economic crisis and facing the legislative elections of 2015.  AFP PHOTO/FEDERICO PARRA

El líder opositor Henrique Capriles asegura que con la Constituyente convocada el 1 de mayo, el gobierno pretende cambiar la forma en que se elige en Venezuela.

La mitad de los 500 asambleístas que reformarán la Constitución de 1999 serán elegidos por sectores sociales que, según la oposición, están controlados por el oficialismo, mientras que la otra mitad se escogerán por votación municipal.