En quince día han matado 5 policías y 10 heridos por el «Plan Pistola»

 

Como Edwin Jackson Mosquera Mosquera fue identificado el patrullero de la Policía Nacional que fue asesinado en la tarde de este lunes en el corregimiento pie de Pepé, departamento del Chocó, en medio del plan pistola que adelanta el Clan del Golfo (antes Urabeños).

Así lo confirmó el general Jorge Nieto, director de la Policía Nacional, quien lamentó la quinta pérdida de la institución en la última semana:

image_content_28612291_20170508195425

De acuerdo con los primeros reportes policiales, el crimen se perpetró sobre las 4:30 p.m. en límites entre Medio Baudó e Itsmina cuando un francotirador atentó contra la humanidad del uniformado que no alcanzó a ser trasladado a centro asistencial.

1494212857489-Policia-muerto

El asesinato del patrullero Mosquera es además el segundo en Chocó en menos de 24 horas. En la tarde del domingo fue ultimado el patrullero, Jefferson Saavedra  Pabón en zona urbana de Acandí, quien era  oriundo de  Popayán.

Ya van 13 víctimas

Con el ataque de este lunes en Pie de Pepé ya son 13 los uniformados que han sido atacados por la banda criminal del Clan del Golfo en el país en menos de quince días: cinco fallecieron y diez resultaron heridos en este plan pistola.

El pasado 29 de abril salió herido el comandante de distrito en Santa Fe de Antioquia y su conductor, un patrullero, cuando se transportaban hacia un concejo de seguridad en el municipio de Caicedo, Occidente antioqueño. Los uniformados fueron atacados con granadas y fusil.

Así mismo, el pasado miércoles en la vereda El Pajarito en el corregimiento de San Cristóbal de Medellín, dos policías salieron heridos luego de ser víctimas de un ataque con granada.

El jueves en Carepa, en el Urabá antioqueño, un policía murió y otro salió herido en un ataque armado a un retén y horas más tarde en Chigorodó otro policía muerto y otro herido en un ataque similar cuando escoltaban un camión de gaseosas.

MAYOR-CARLOS-HURTADO

El viernes murió el comandante del Gaula en Valledupar, mayor Carlos Augusto Hurtado, durante un operativo tendiente a impedir el pago de una millonaria extorsión.

El hecho ocurrió en el corregimiento de Río Seco, cuando los uniformados del Gaula fueron recibidos a tiros por parte de miembros del Clan del Golfo.

La información que tienen en su poder las autoridades es que este plan pistola fue ordenado por alias “Gavilán”, segundo cabecilla del Clan del Golfo para realizar acciones criminales durante cinco días contra miembros de la Policía.

Los atentados estarían dirigidos a vengar los operativos donde fue capturado alias “Robinson”, segundo al mando en el Occidente antioqueño y la muerte de alias “Pablito” y tres de sus escoltas en Arboletes, Urabá antioqueño.