Rusia e Irán advierten a Estados Unidos de represalias si vuelve a atacar en Siria

343293-620-282

El centro de mando conjunto de las tropas aliadas del presidente sirio, Bachar el Asad , en el que se incluyen fuerzas de Rusia, Irán, Hezbolá y varias milicias afectas al régimen, han advertido a Estados Unidos de que responderán con la fuerza si vuelve a atacar Siria, como lo hizo el pasado viernes, cuando Donald Trump ordenó  bombardear con  misiles  Tomahask  la  base  aérea de Shayrat.

«Lo que Estados Unidos ha perpetrado es una agresión contra Siria que cruza las líneas rojas. A partir de ahora responderemos con fuerza a cualquier agresor o cualquier violación de las líneas rojas de quien quiera que sea, y América conoce nuestra capacidad de responder bien», reza el comunicado, difundido por Ilam al Harbi, según informa la agencia Reuters. 

 

La nota añade que la presencia de militares de Estados Unidos en el norte del país es ilegal y subraya que eso las convierte en «fuerzas de ocupación». Las fuerzas integradas en dicho mando unificado aseguran que redoblarán el apoyo al ejército sirio como consecuencia del ataque de Estados Unidos.

La declaración del comando conjunto se produce horas después de que El Asad afirmase que Estados Unidos había fracasado en su objetivo de elevar la moral de «los terroristas» a los que apoya en Siria, con su ataque de hace dos días contra la base aérea.

 

Por su lado, Moscú ha asegurado que el presidente iraní ha transmitido a Putin que el ataque de Estados Unidos es inaceptable. «Los líderes intercambiaron opiniones sobre la situación en Siria, ambos destacaron que son inadmisibles las acciones agresivas de EE UU contra un Estado soberano en violación de las normas del derecho internacional», según un comunicado del Ministerio de Exteriores ruso recogido por la agencia oficial de noticias rusa RIA Novosti.

ataque-siria-estados-unidos

Estados Unidos atacó con 59 misiles de crucero Tomahawk la base siria de Shayrat desde donde supuestamente se lanzaron los ataques aéreos con armas químicas del martes contra la localidad de Jan Shijún, donde al menos 87 personas murieron, de acuerdo a datos del Observatorio Sirio de Derechos Humanos.