Hoy Jueves Celebración anticipada de la Eucaristía Crismal en Popayán

562352_10201647353721605_1141863849_n

Debido a las largas distancias entre una comunidad cristiana y otra, también  por  los  preparativos  de las  parroquias en todo el territorio  caucano  con motivo de  la  Semana  Mayor, la  Arquidiócesis de  Popayán  como al  igual que  otras  Diócesis  de  Colombia  por cuestiones  pastorales nuevamente ha determinado que esta celebración se debe adelantar aprovechando además el retiro espiritual de todos  los  sacerdotes de la  Diócesis.

view

En un ambiente de comunión eclesial se desarrolló en la  mañana de jueves la denominada “Misa Crismal” en la Catedral de Nuestra  Señora  de  la  Asunción de Popayán , en la que se bendijeron los santos óleos utilizados en algunos sacramentos y la renovación de las promesas sacerdotales de presbíteros y diáconos ante el obispo de  Popayán  Monseñor  Iván  Antonio Marín López.

La Eucaristía Crismal es una de las principales manifestaciones de la plenitud sacerdotal del obispos, que ha de ser tenido como el gran sacerdote de su grey, y como signo de unión estrecha de los presbíteros con él.

En dicha misa se consagra el Santo Crisma y se bendicen los óleos de los catecúmenos y de los enfermos. Esta solemne liturgia se ha convertido en ocasión para reunir a todo el presbiterio alrededor de su obispo y hacer de la celebración una fiesta del sacerdocio.


Con el santo crisma consagrado por el Obispo de la Arquidiócesis de  Popayán, se ungen los recién bautizados, los confirmados son sellados, y se ungen las manos de los presbíteros, la cabeza de los Obispos y la Iglesia y los altares en su dedicación. Con el óleo de los catecúmenos, éstos se preparan y disponen al Bautismo. Con el óleo de los enfermos, éstos reciben el alivio en su debilidad.

51504401

Para esta Misa se reúnen y concelebran en ella los presbíteros, puesto que en la confección del crisma son testigos y cooperadores del Obispo, de cuya sagrada función participan , para la construcción del pueblo de Dios, su santificación y su conducción, así se manifiesta claramente la unidad del sacerdocio y del sacrificio de Cristo, que se perpetua en la Iglesia.

Para que mejor se signifique la unidad del presbiterio, debe procurarse que estén presentes presbíteros concelebrantes de las diversas  parroquias   y regiones de las diócesis.