¿Qué ocurre con dos obras banderas para Puerto Tejada y el Norte del Cauca. ?

 

aceuducto norte

Quisiéramos que alguien nos informe sobre cuál es el estado actual de dos obras consideradas bandera no solo para Puerto tejada sino para el norte del Cauca, o al menos una parte de la región.  Estas obras son:

1.- El Nuevo Acueducto Regional del Norte del Cauca, que como se sabe, beneficiará a los habitantes de los municipios de Puerto tejada, Villa Rica, Guachené, Padilla y la vereda Quintero del municipio de Caloto;

2.- La construcción del Nuevo Hospital de Puerto Tejada, que beneficiará igualmente a los municipios de Villa Rica y Padilla como parte de la ESE Norte 3.

Sobre estas importantísimas obras y su desarrollo se han hecho múltiples anuncios por parte de autoridades de diferente nivel, desde el mismísimo Presidente de la República, pasando por algunos ministros del despacho, el Señor Gobernador del Cauca y algunos alcaldes, pero lo único concreto es que a la fecha no se cuenta con ellas, y en el caso del nuevo hospital no se ha colocado ni siquiera la primera piedra.

El no contar con información oficial fresca y fidedigna sobre obras que hace rato se nos prometieron, causa no solo desconcierto sino desconfianza entre la comunidad que mira pasar el tiempo sin que dichas obras se concreten.

Durante la campaña reeleccionista de  Juan Manuel Santos, recordamos como en una reunión citada en el auditorio del ITC de Comfacauca se dijo que la construcción del Hospital iniciaría a finales del año 2014, de eso hace hoy un poco más de un año.

Sería conveniente que cuando se emprendan obras de estas características se responsabilice a alguna autoridad para que, periódicamente, le estén informando de manera oficial a los beneficiarios sobre el avance o estancamiento de las mismas, con el propósito de evitar los rumores que tanto daño hacen.

En el Caso del nuevo acueducto regional del Norte del Cauca, se creó la empresa Afrocaucana de Aguas (anunciada con bombos y platillos) que sería la responsable de la operación de ese acueducto, pero hasta el momento esta empresa no se ha notado para nada, y creemos que debería ser la encargada de mantener informada a toda la comunidad beneficiaria de este anhelado proyecto sobre los pormenores e inconvenientes de su avance.

Tuvimos la oportunidad de visitar personalmente en  Mayo de 2015 el lugar donde está proyectado construir la bocatoma y el desarenador del acueducto, los cuales no se habían iniciado en ese momento; conocimos igualmente los inconvenientes surgidos con una comunidad  indígena que habían originado la suspensión de los trabajos en el lugar, pero durante la campaña electoral de este año se dijo que todo estaba resuelto, no obstante desconocemos el alcance de esa aseveración y  el real avance de la importantísima obra de  connotación regional  es por ello que quisiéramos saber a ciencia cierta a partir de cuándo empezaremos, por fin, a contar con agua potable.

La gran preocupación con relación a estas obras reside en saber si se podrán terminar con los presupuestos ya asignados inicialmente, o si están previstos los recursos adicionales necesarios para su culminación, pues bien es sabido que todo retraso en proyectos de esta envergadura suele acarrear sobre costos que difícilmente se prevén cuando se trata de recursos oficiales, lo que generalmente termina en obras inconclusas y en detrimento patrimonial » elefantes blancos» de los cuales luego nadie responde (se tiene como ejemplo reciente el caso de la famosa PTAR del barrio Santa Elena).

Al plantear estas inquietudes solamente nos mueve el interés que tenemos como ciudadanos Portejadeños y potenciales beneficiarios de las obras ya mencionadas, y quisiéramos que cualquier persona o entidad oficial o privada que posea información verdadera y actualizada nos hiciera el favor de compartirla con toda nuestra sufrida comunidad.

carlos lasso

Por: Carlos Arturo Lasso Vásquez