Con honores militares despiden a soldados asesinados por ELN en Boyacá

foto4_900

El ministro de Defensa tiene previsto reunirse con familiares y amigos de los uniformados masacrados por la guerrilla.

Con honores militares serán despedidos, este jueves, los once soldados que fueron asesinados en una emboscada del ELN el pasado lunes, cuando escoltaban una caravana de la Registraduría, en el resguardo indígena de Bachira,jurisdicción del municipio de Güicán (Boyacá).

foto5_900

Al homenaje que se realizará en la escuela de cadetes José María Córdoba, asistirá el presidente Juan Manuel Santos;el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas y la cúpula militar. También se espera la asistencia de la reserva militar.

Al término de la ceremonia fúnebre, el ministro Villegas sostendrá un encuentro con las familias de estos soldadosmasacrados por el ELN.

En ese mismo sentido, la Dirección de la Policía, informó que las honras fúnebres del patrullero, que también falleció en esta emboscada, se realizarán en Sogamoso, de donde es oriundo.

Cabe recordar que el miércoles el Gobierno denunció que los cuerpos de estos doce uniformados fueron rodeados de minas antipersonales para impedir su recuperación.

«A cada cuerpo se le rodeó de minas antipersona, con el fin de que quienes iban a hacer la labor humanitaria de recogerlos, también perecieran», declaró el titular de Defensa, Luis Carlos Villegas.

«Fue muy difícil retirar los cuerpos de nuestros soldados muertos«, agregó.

Los uniformados murieron en un ataque del ELN, segunda guerrilla de Colombia y actualmente en conversaciones preliminares de paz con el gobierno, mientras custodiaban las urnas con los resultados de los comicios regionales y locales efectuados el domingo pasado.

carlos_eduardo_valdes_0

Frente a la duda de si algunos de los doce uniformados fueron ejecutados con tiros de gracia, el director de Medicina Legal, Carlos Valdés, precisó que en el estudio forense se pudo establecer que los disparos de fusil no fueron a corta distancia, sino que las trayectorias dieron desde diferentes ángulos. “En ninguno de los cuerpos se encontraron signos de disparo a contacto, descartándose lo que se llama tiros de gracia. Las distancias de disparo corresponden a larga distancia”, agregó.

El martes, esa guerrilla reconoció tener en su poder a los soldados Andrés Felipe Pérez y Klieder Antonio Rodríguez.

«Están en perfecto estado de salud», aseguró el ELN en un comunicado en el que se atribuyó la acción, aunque afirmó que fueron 18 los uniformados fallecidos y no 12 como se indicó oficialmente.

El gobierno y el ELN buscan instalar una mesa formal de negociación desde enero de 2014 para poner fin a más de 50 años de conflicto armado, pero estos acercamientos no han tenido éxito aún.