Nuevo reconocimiento internacional a Yeniffer Usuriaga Mulato

Yeniffer Usuriaga Mulato - Universidad del Cauca

La estudiante de la Universidad del Cauca, Yeniffer Usuriaga Mulato fue distinguida con el Premio Nalco An Ecolab Company al mejor trabajo presentado en modalidad de póster por su investigación: “Inmovilización de la enzima B- Galactosidasa”; el reconocimiento se realizó durante el V Simposio de Química que tuvo lugar del 14 al 16 de octubre en Cali.

Yeniffer Usuriaga Mulato, estudiante de X semestre del programa de Química, explicó los objetivos de su trabajo de grado sobre la inmovilización de enzimas para la hidrólisis de la lactosa, el cual hace parte de un proyecto dirigido por los profesores Maite del Pilar Rada, y Alfonso Ramírez, con apoyo de la Vicerrectoría de Investigaciones y el acompañamiento del Instituto de Investigación en Ciencias de la Alimentación (CSIC-UAM) de Madrid (España).

“Durante la investigación desarrollamos la inmovilización de enzimas sobre un medio que permite llevar a cabo la hidrolisis de la leche para utilizar estas enzimas en diversos procesos productivos”, indicó la joven estudiante de  la Universidad del Cauca  oriunda  de  Puerto Tejada.

De esta manera, se innova en la producción de leche deslactosada con la reutilización de una enzima, disminuyendo de esta forma los costos a nivel industrial que se requieren en el proceso y generando relaciones amigables con el ambiente.

Es de destacar que, Yeniffer Usuriaga Mulato obtuvo el Premio Nacional al Mérito Investigativo durante el III Congreso Latinoamericano de Estudiantes de Química y XV Encuentro Nacional de Estudiantes de Química Pura y Aplicada que se realizó durante el mes de marzo en Cali.

 

 Yeniffer Usuriaga Mulato, es estudiante del programa de Química e integrante de los grupos de investigación Bicamsa y Catálisis de la Universidad del Cauca, obtuvo el premio Nacional al Mérito Investigativo por su tesis de grado sobre la reutilización de enzimas de la lactosa.

 

La joven nacida hace 23 años en el municipio nortecaucano de Puerto Tejada, había recibido  también un reconocimiento durante el III Congreso Latinoamericano de Estudiantes de Química Conleq y XV Encuentro Nacional de Estudiantes de Química Pura y Aplicada, Enequim que se realizó en la ciudad de Cali el pasado mes de marzo.

Su gusto por todo lo que tenga que ver con alimentos, enzimas y el organismo humano, la llevó a integrar los grupos de investigación con el propósito de contribuir al medio ambiente y la industria. Luego que reciba su grado, planea estudiar una maestría en ingeniería o ciencias de la alimentación, sin dejar el énfasis en química.

“El nombre del trabajo fue ‘Inmovilización de enzimas para hidrólisis de lactosa’. Lo que hicimos fue efectuar un proyecto con la Vicerrectoría de Investigaciones de Unicauca y el Instituto de Investigación en Ciencias de la Alimentación de la Universidad Autónoma de Madrid (España), dentro del grupo de química y funcionalidad de carbohidratos y derivados del Instituto de investigación en ciencias de la alimentación Cial”, indicó Usuriaga.

Fundamentalmente lo que hicieron en la investigación fue estudiar cómo inmovilizar enzimas e hidrolizar (descomposición de sustancias orgánicas e inorgánicas complejas en otras más sencillas por acción de agua) la lactosa.

10986866_851888668187545_8765461694665520773_o

Todo este proceso inició el año pasado con los grupos investigadores de Carbohidratos y Derivados de Madrid, vinculado a Bicamsa y Catálisis, de la Unicauca, que vincularon a Yennifer para la realización del proyecto.

“Regularmente lo que se hace es agregar la enzima a la leche, utilizarla, dejar la leche deslactosada y se desactiva con calor la enzima. En nuestra investigación lo que realizamos fue poner la leche en un soporte, hacer la hidrólisis y luego recuperarla del medio de reacción para poder repetir este proceso en diferentes leches, es decir que, gastamos enzima pero la recuperamos, lo que hace más eficiente este procedimiento”, precisó la estudiante de décimo semestre de química.

En términos más prácticos, esta investigación hace que deslactosar la leche cueste menos, porque la enzima que se usa es costosa para los procesos industriales a gran escala, lo que convierte en innovador este adelanto.

Actualmente se “rompe” la lactosa que contiene la leche para que las personas que sufren intolerancia a este carbohidrato por deficiencia en la enzima que fragmenta este compuesto puedan asimilarla.

Los investigadores de Unicauca y de Madrid, lograron dejar la leche en un soporte o compuesto sólido para que pueda descomponer la lactosa.

1-0-DSC_7944

“La ventaja es que podemos introducir la enzima en la leche y luego reutilizara en otra”, comentó. Otra virtud de esta investigación, es que la enzima al poder reutilizarse impacta menos al medio ambiente puesto que se extrae de medios naturales (microorganismos).

En la actualidad, los análisis buscan determinar cuántas veces puede reutilizarse la enzima en procesos posteriores, es decir que se recupera y se hidroliza nuevamente para así establecer su utilidad. “Durante dos meses más seguimos probando e intentando mejorar el proceso, es decir usando menos enzima y leche para que quede óptimo y llevarlo a cabo”, comentó Yennifer.