Video de Afro que se siente discriminado por requisa tiene más de 2 millones de visitas

 

El hombre, muy enfadado después de ser parado por la policía

«¿Por qué a ellos no los requisás? Porque son blancos, son ciudadanos, son de esta ciudad y no representan un peligro. Paras a los dos negros».

En un tono muy enfadado, en mitad de una calle de Bogotá un hombre  identificado como Carlos Angulo, ebanista  de  profesión,grita a una pareja de policías que le piden la documentación y que enseñe el contenido de su mochila.

11021266_999489180080636_5155646257798720844_n

La escena fue grabada por María Alejandra Pulido, estudiante de Ingeniería Ambiental y Sanitaria, y publicada en su perfil de Facebook hace menos de 24 horas. El vídeo ha conseguido desde entonces más de dos millones reproducciones y se ha compartido más de 100.000 veces (y subiendo).

El incidente fue grabado en la zona  de La Candelaria de la ciudad de Bogotá, donde se concentra el mayor número de universidades, de oficinas administrativas y se registra la mayoría de robos de la ciudad. En esta zona es fácil encontrarse casi a diario con la misma escena.

El Código Nacional de la Policía autoriza la requisa (identificar y registrar las pertenencias de un ciudadano) como un procedimiento autónomo con el fin de garantizar la seguridad en las ciudades, pero no especifica los criterios para este procedimiento.

mi_1169288747589012

Para el experto en seguridad Hugo Acero el fenómeno de las requisas «selectivas» corresponde a lo que él llama «un porte ilegal de cara».  «La libertad que tienen los policías para requisar es usada de acuerdo a lo que está dentro de sus conceptos de normalidad. Es difícil ver que retengan a alguien que usa corbata pero es usual ver que paran a los hombres si llevan el pelo largo», opina.

En esta misma línea se manifiesta el hombre del vídeo: «Cada cinco minutos pasan más de 200 personas y escoges a los dos negros, y los detienes y asumes una actitud grosera». Y continúa gritando a las personas que pasan por su lado. «Son las 8 de la mañana, es normal que lleve prisa, pero mi prisa sí es sospechosa. La prisa de ustedes no es sospechosa porque ustedes son ciudadanos».

11188404_1036537366375817_6369158491969306681_n

La joven estudiante decidió subir el vídeo a su cuenta de Facebook porque, según explica a Verne, le pareció «injusto».  «Fui testigo de la actitud del policía al referirse a la persona y decirle que era sospechoso que fuera rápido», asegura. Pulido no solo ha publicado el momento en el que la policía retiene al hombre. Posteriormente fue subiendo a su perfil el desarrollo del incidente. Ante la reacción del retenido, la policía llama a otros compañeros que aparecen en un coche. No solo aparecen más agentes, también ciudadanos que se interesan por lo que sucede como se puede ver en este segundo vídeo (con más de 73.000 visionados).

El Decreto  057 establecido en 1994 relativo a la ciudad de Bogotá señala que serán requisados quienes lleven armas blancas con el propósito de saber si son de uso ilegal o laboral.

Existen además otras normas que establecen que también se realizarán para averiguar si se está portando droga o simplemente para revisar documentos de identidad. Este tipo de operativos, aunque permitidos por la ley, parecen obedecer a juicios subjetivos: el aspecto, la ropa, la edad.

«Yo voy hasta el final, pierdo el día», dice el hombre solicitando a los policías ir a la Procuraduría en un tercer vídeo donde aparecen testigos que corroboran su versión. Además, pide a la autoridad que se identifique también con el apoyo de los transeuntes.

«Gracias al carácter que tuvo esta persona pude mostrar a mucha gente que el poder es débil cuando el pueblo se une, que en realidad está en nuestras manos, pero dejamos que ellos lo manejen por una sana convivencia social», opina Pulido.

La repercusión de los vídeos publicados por Alejandra Pulido no solo se ha sentido en su Facebook, en los mensajes privados de apoyo que asegura haber recibido de «una mayoría de afrodescendientes», también ha sido recogido por los medios.

La revista  Semana ha publicado un artículo donde se plantea el debate: «¿Colombia sigue siendo un país racista?».