¿Qué tan bueno es el picante?

 image_content_24258229_20150911161843

Un estudio reciente publicado por la revista británica de medicina British Medical Journal que llevó a cabo la Universidad de Beijing concluyó que el consumo de comida picante puede prolongar la vida.

A esta conclusión llegaron los investigadores luego de analizar los hábitos alimenticios de 500 mil personas de diferentes regiones de China, donde se concluyó que quienes consumían picante entre 6 y 7 veces por semana reducían en un 14% el riesgo de morir prematuramente, comparado con las personas que consumían picante menos veces a la semana.

Esta investigación, al igual que otros estudios apuntan a los beneficios que tienen los alimentos picantes para el organismo, “el ají en su composición tiene una sustancia quese llama capsaicina, la cual tiene un efecto antiinflamatorio e incluso protege la mucosa gástrica en caso de gastritis”, señaló el nutricionista Sandro Gómez.

El especialista también aseguró que el ají es uno de los alimentos que contienen propiedades de acelerar el metabolismo, sin embargo tendría que consumirse con mucha frecuencia para bajar de peso.

27297a280d2b9b6d44c95278dcbd124d

El problema del ají o picante que consumimos con regularidad es que se prepara para conservarlo, a esa preparación se le agregan otros elementos como vinagre, cebolla o tomate, lo que acaba con las propiedades del ají, ya que elementos como el vinagre o el tomate tienen una acidez muy alta.

El nutricionista recomienda consumirlo en polvo o escamas, como el que viene en ocasiones con las pizzas ya que da el mismo sabor picante y no hace tanto daño, además tampoco se tolera muy fácil por lo que solamente se debe poner un poquito.

Por su parte, la médica Fernanda Díaz señaló que la sensación picante es producto de una acción irritante, entonces, en personas que tengan condiciones como intestino irritable, úlcera, gastritis, y todas las que impliquen inflamación del tejido gastrointestinal, el picante empeora la condición, por esa razón se recomienda el consumo moderado, sobretodo de ajíes o salsas, los chiles cuando se cocinan en alguna preparación no hacen daño al organismo.

 MARISOL VALDÉS ÁNGEL