El pedalazo amargo de María Luisa Calle

image (5)

Si de librar batallas se trata, María Luisa Calle es una experta. Encima de su bicicleta ha conquistado múltiples medallas y títulos mundiales, olímpicos, panamericanos, suramericanos y bolivarianos, entre otros.

Sin embargo, en el mismo mundo ciclístico, ese al que le ha dedicado la mayor parte de su vida, María Luisa también ha tenido que enfrentar otro tipo de batallas, unas que van más allá de las pistas y que le han causado momentos de profundo dolor. Como aquel proceso jurídico que vivió luego de que le fuera retirada la medalla de bronce que ganó en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004 en la prueba por puntos, tras confirmarse la presencia de heptaminol en la muestra que se le tomó al término de la competencia.

La ciclista colombiana y su defensa pudieron comprobar ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS), que el heptaminol presente en su sangre se dio producto de una reacción química en el tubo de ensayo, donde se introdujo la muestra sanguínea, por el isometepteno en la neosaldina que tomó Calle para el dolor de cabeza un día antes de la competencia. Tras comprobarse su inocencia, la medalla le fue devuelta en 2005.

Pasaron más de diez años desde aquel episodio y ayer Calle vio cómo los fantasmas del dopaje reaparecieron en su vida. La Comisión Médica de la Organización Deportiva Panamericana (Odepa) confirmó su positivo por dopaje en los recientes Juegos Panamericanos de Toronto, debido a la presencia en su organismo de GHRP-2, un potenciador muscular y de tendones. Por tal razón, la pedalista deberá emprender una nueva batalla para demostrar su inocencia en este caso.

maria_luisa_calle_en_2005_foto_efe_0

 Agustín Moreno, presidente de la Federación Colombiana de Ciclismo, afirmó que la Odepa ya le notificó a la Unión Ciclística Internacional acerca del caso de María Luisa Calle y que en un período de 30 a 60 días ellos determinarán si el Comité Disciplinario de ese organismo estudia la defensa de la deportista y las posibles sanciones o lo remiten al Comité Disciplinario de la Federación Colombiana.

Agustin Moreno

“En la Federación tenemos una posición clara y es de cero tolerancia con el dopaje. Sin embargo, creemos que María Luisa, así como todos los deportistas, tienen la oportunidad de defenderse”, señaló Moreno al respecto. “María Luisa nos dijo que no ha utilizado sustancias dopantes y que todo esto pudo haber ocurrido debido a una medicación formulada. Ella se está haciendo exámenes permanentes en un laboratorio en Bogotá para demostrar su inocencia en este caso”, agregó el directivo.

Si bien en esta ocasión no está en juego una medalla como en 2004, María Luisa hará todo lo posible para que su inocencia sea ratificada y que nadie pueda dudar de su dignidad y juego limpio.