«La niña se me murió y del susto la entregué»: madre que abandonó bebé muerta en Sincelejo

 Elis Patricia Martínez Pacheco, madre de la menor, dijo que la niña se le murió mientras caminaba desde la vereda donde vivía. Su mamá, Ana Pacheco, dijo que su hija «es enferma, no es normal».

 

La mujer, de 22 años, a las 8:00 de la mañana llegó hasta la Clínica Salud Social de Sincelejocon su bebé de dos meses de nacida y después de dar algunas vueltas se la entregó a otra, asegurándole que volvería en unos minutos mientras hacía una llamada.

Quien recibió a la menor, y no quiso revelar su nombre, dijo que estaba en la sala de espera de la clínica porque tenía a uno de sus hijos en cita médica cuando la señora se le sentó al lado le metió conversación y le dijo que le cargara un momento la niña mientras iba a llamar al papá de la bebé.

«A la señora la noté nerviosa, mientras esperaba que regresara noto que el niño no respira, me acerco al vigilante de la clínica y le digo que el bebé no respira y de una llamamos a un médico para que lo revise y es quien dice que estaba muerto», dijo la mujer.

Martínez, después de que los medios de comunicación difundieran el video donde aparece entregando a su bebé, en horas de la tarde llegó a la Unidad de Reacción Inmediata (URI).

Aseguró que salió caminado de la vereda Buenos Aires (Sincelejo), a eso de las 6:30 de la mañana, pero antes de llegar a la clínica su hija se murió.

«La niña se me murió en los brazos, yo me asusté y se la entregué a una muchacha. Yo le dije que me la tuviera mientras yo iba a hacer una llamada, pero yo me fui corriendo por miedo», dijo Elis Patricia al salir de la URI donde fue sometida a una entrevista de indiciado.

Sostuvo que la bebé duró 17 días en UCI porque nació enferma y baja de peso y ayer la traía a la Clínica porque tenía control con el pediatra, pero no alcanzó a llegar.

«Yo pedía ayuda en la calle y nadie me quería ayudar. La boquita se le puso morada y los ojos blancos, fue cuando llegué a la clínica y se la entregué a la señora y me fui corriendo porque me dio miedo de regresar y cogerla», explicó.

Elis es madre de otro niño de dos años y aseguró que él sí está en buenas condiciones aunque la situación económica de la familia, que reside en Puerto Arturo, no es la mejor.

«Yo estaba llegando al semáforo cuando la niña se me puso así como si hubiera convulsionado y se me quedó paralizada», aseguró la madre de la bebé.

Luis Herrera, compañero sentimental de Elis, dijo que ella estaba en la vereda desde el lunes porque fue a visitar a su mamá y de allá se regresó a traer a la bebé a la clínica.

«Ella me llamó y me dijo que a la niña se la habían quitado unos mototaxistas a la fuerza y ante esto le respondí que había que poner la denuncia y ella accedió», dijo Herrera.

Puntualizó que cuando llegaron a la URI se enteró que la niña estaba muerta y que su compañera la había entregado a una mujer.

Por su parte, Ana Pacheco, madre de Elis, dijo que su hija «es enferma, no es normal, ella solo quería traer a la niña al médico y salió a traerla».