Pedro Brull estuvo inmenso en Puerto Tejada, un sonero romántico Boricua de peso

11846554_10206454400133774_4694194775905496826_n

Nuevamente el Parque Principal de los fundadores en Puerto Tejada se quedó cortico  para albergar los miles de asistentes al concierto del  cantante Puertorriqueño  Pedro Brull quien en verdad estuvo inmenso demostrando porque en esta población Nortecaucana se le quiere y admira.

Gracias al esfuerzo de  la Industria de Licores del Cauca y la Administración Municipal  este estupendo sonero complació el público exigente de Puerto Tejada en donde hace varios años vienen presentándose artistas de talla mundial.

Hay muchos tipos de Cantantes de Salsa; me refiero a los estilos (porque tristemente hay que aceptar que hay muchos cantantes – y hasta famosos – que son  aceptables, pero no enamoran  a los que realmente saben de  salsa); pero el estilo o tipo de Cantante de Salsa que a mí más me gusta es el Sonero, el que Echa Pa’lante, el que tiene Clave y Tumbao y no se asusta  con los  años el que tiene “Musiquita por Dentro” y su música permanece vigente.

11885210_10206454406333929_8782403949618560501_n

Pedro Brull  la noche de este  Domingo  sencillamente explotó como sonero con Clave y Sabrosura romántica cuando se “trepó” en la Tarima con su orquesta; lo demás es Historia….El respeto y reconocimiento como el Gran Sonero que es le llegó internacionalmente y sin objeción.

11144969_765540310239777_8166755571205598273_n

Pedro Brull tiene su propio estilo al interpretar su música. «Soy completamente diferente, sin que eso signifique que haya cambiado de género musical, me he puesto incluso a cantar en tonos más altos, para darle otro color a mi música y hacer justamente que lo mío sea diferente a lo de la Mulenze, que tiene un sonido distintivo que no quiero copiar, aunque fui parte de él, he adaptado los temas de la Mulenze al concepto que tengo ahora, es por eso que quienes vayan a verme cantar podrán escuchar temas clásicos». Sostuvo el Cantante al ser entrevistado  por  La U Radio.com y El periódico  La Última.

Pedro Brull tiene un concepto de lo que es ser un Sonero. «El verdadero sonero es el que tiene la posibilidad de improvisar en el acto y de rimar las estrofas de distintos modos, dependiendo de la temática o del coro de cada canción, yo creo que es algo que puedes desarrollar escuchando a otros o leyendo hasta el periódico, para documentarte y enriquecer tu vocabulario, de tal modo que puedas meterte en la dinámica, es bien interesante, porque para nosotros los latinos, esto viene de los españoles y su concepto de las décimas».

11898918_10206454399293753_7669280929072032233_n (1)

En Puerto Tejada  gracias a Dios tuvimos la oportunidad  de disfrutar  de un Sonero de Verdad, uno que para mí es un “Sobredotado en el Tema”.

Este gran intérprete de la salsa nació en Vega Baja, Puerto Rico, el 28 de agosto de 1952, conocido durante veinticuatro años como el vocalista principal de la Orquesta Mulenze, un conjunto musical puertorriqueño que, en desmedro de sus destacadas dotes artísticas, no alcanzó la popularidad obtenida por otros grupos.

«Empecé en los 70s cantando en orquestas que tocaban dentro del área de Vega Baja, mi pueblo natal, en 1979 tuve la oportunidad de trabajar con el maestro Bobby Valentín, y fue entonces que conocí a la Mulenze, porque ellos estaban grabando en su estudio, ese mismo año grabé con la orquesta y al siguiente empezamos a trabajar juntos, lo que se prolongó hasta el 2004, creo que grabé con ellos unos quince o dieciséis discos, además de hacerlo con Don Perignon y en otros trabajos que reunían a varios cantantes, y que me sirvieron para poder difundirme a nivel internacional». Dijo finalmente  Pedro Brull en su visita a Puerto Tejada.

Pedro Brull, llamado ‘El sonero de peso completo», no sólo por su voluminosa figura, sino por la gran talla de su voz y su talento, se despidió de La Mulenze, para abrirse paso como solista, de la mano nada menos que de un caballero, de Gilberto Santa Rosa. Y muy bien acompañado: por el ‘Sonero de la juventud’ Víctor Manuelle y de la compositora caleña, y una de las favoritas de Armando Manzanero, María Isabel Saavedra.

Diapositiva1

Tras enrumbar a los Portejadeños en estas fiestas de verano a punta de sus éxitos: No es porque te Quiero, Buscando Aventuras, Puede, Quédate, Pronóstico, No Pude Evitarlo, No Cabe Duda, Intensamente y Vuelvo a Fallar, Brull habló con La U Radio.com en su presentación en Puerto Tejada .

En la salsa no es importante el físico. ¿Pero en algún momento lo acomplejó el peso?

Nunca ha estado en mi cabeza eso, nunca le he prestado atención. Antes de ser cantante corría ocho millas diarias, hacía mucho ejercicio, me gustaba mucho el baloncesto, el béisbol. Fui a un campo de entrenamiento de grandes ligas con el equipo de San Francisco. Pero le dije a mi papá: «Esto no es lo mío». Me puso a estudiar y me dijo: «Cuando termines tu bachillerato y me entregues tu diploma, haces lo que te dé la gana» y el tiempo le dio la razón. Mi vida ha sido maravillosa, no me puedo quejar.

¿Toca algún instrumento?

Cuiro, maraca, palito, de ahí más nada.

¿Cuál ha sido el momento musical más inolvidable?

La primera vez que me monté en un avión para venir a Panamá y a Colombia. Estos países son mis mejores plazas. Aceptaron mi música, mi estilo de cantar y así, gordito, me quieren. Estoy muy feliz de venir a estas tierras  caucanas  y especial a este Puerto Tejada, en donde la gente me quiere y se saben mis canciones, muy grato y estaré aquí las veces que me invite. Son un público salsero y unas fiestas muy bien  organizadas.

¿Qué representa la Orquesta Mulenze para ti?

¡Wow! Eso es un paso bien grande dentro de mi vida. Originalmente cuando el maestro Willie Rosario y el maestro Bobby Valentín me recomiendan… honestamente Willie Rosario es el que me recomienda a Bobby Valentín y Bobby Valentín al Sr. Edwin Morales que está grabando con el Cano Estremera. Ya había casi un disco hecho con el Cano en el estudio de Bobby Valentín que era “Desde el Principio” que fue donde se le puso este título luego de la entrada de este servidor a la Orquesta Mulenze. Gracias a Dios ese paso fue importante para mí, aunque al cabo del tiempo encontrándome con el maestro Bobby Valentín y con todas estas personas que yo admiraba pero que desconocía que estas personas habían tenido interés dentro de mi vida musical en ese comienzo. Logro entrar a la Orquesta Mulenze, que para mí fue un paso importantísimo. El maestro Bobby Valentín me dice: “¿Quién hubiera pensado? Tú estarías conmigo todavía.” Porque yo me mantuve con la Orquesta Mulenze casi 25 años. En el caso de Carlos “Cano” Estremera estuvo un periodo muy corto al que esperaba el maestro Bobby Valentín pero eso dio pie a que yo me mantuviera dentro del grupo y fuera parte importante de ese engranaje. Edwin tenía el conocimiento musical y yo le di la distinción a la Orquesta Mulenze con mi forma de cantar. Entonces esa combinación de juventud con nuevos jóvenes dentro del campo musical buscando implantar nuevas ideas,  estilos. Aunque se nos hizo un poquito difícil. Nos hicieron un poquito duro el camino, no obstante Dios tuvo la grandeza de darnos un éxito que nosotros nunca pensábamos tener. Gracias a Dios la Orquesta Mulenze fue un paso vital para lo que yo soy hoy en día. Del 80 al 90, como te dije, yo vivía de la música, luego trascendió y estuve hasta el 2002 cuando hago la transición como solista, pero lo interesante de esa formación fue que éramos jóvenes en busca de implantar nuevas ideas, nuevos conceptos. ¡Y se logró el cometido!

¿Cómo crees que la salsa y tu música en específico afectan a la sociedad?

¡Románticamente! En el caso nuestro y de muchos compañeros románticamente. Acuérdate que el ser humano vive del romanticismo. Vivimos enamorados de diferentes cosas; de las mujeres, de nuestro ambiente, de nuestra familia, de nuestros padres, nuestras madres, osea en todos los aspectos la música está presente e influye en el favor del público de alguna manera; cuando se ausenta una madre, cuando nace un niño. Para todo hay música y, entonces, eso lo que hace es alimentar los sentimientos porque la música, la finalidad, es crear sensaciones. Tú escuchas música que te da alegría, otra que te da tristeza, hay otra que te da melancolía, está la que te enamora, pues los diferentes géneros y las diferentes vertientes de la música te llevan a crear sensaciones. Así que en ese sentido la música es causante de los tantos nacimientos que hay en el mundo, los rompimientos, las cosas positivas porque la música tiene que ver en todos los aspectos del ser humano. La música es el alma de los pueblos y la música es la vida de los seres humanos ¡Así que sin música no se puede vivir! Lo menos que uno puede hacer cuando va por ahí si no sabes cantar es silbar pero todos cantamos en el baño. ¡Así que nacemos musicales!

11885266_10206454446814941_5602148599244103908_n

 

Pongamos todo en contexto y  Pedro Brull  no solo aceptó complacer con sus éxitos a Puerto Tejada; sino que aceptó Feliz y Honrado de haber estado en una población que gran parte de su gente sabe de Salsa.

Por: Gloria Inés López  Horduhy  –  La  U Radio.com              Periódico  La  Última