Otros 17 años de cárcel contra Emilio Tapia por el carrusel de contratos

El Contratista Emilio Tapia Aceptó los delitos de cohecho e interés indebido en la celebración de contratos que desfalcaron a Bogotá.
 Para el Juzgado 15 Penal el excontratista Emilio Tapia sabía que con sus actuaciones indebidas en la contratación se afectaba el erario del Distrito y a los ciudadanos que se vieron perjudicados con el carrusel de contratos, escándalo que estalló durante la administración del ex alcalde Samuel Moreno.

Señaló que fue «protagonista de la catástrofe para la ciudad de Bogotá en la que se desfalco al Distrito (…) aprovechó su buena imagen para que los funcionarios del Distrito terminaran favoreciéndolo en la contratación».

378592_122614_1

Tapia aceptó su responsabilidad en los delitos de cohecho (ofrecer o recibir dinero) e interés indebido en la celebración de contratos. Pagará una condena de 17 años y una multa de 374 salarios mínimos legales vigentes, es decir 243 millones de pesos.

A Tapia ya lo sentenciaron a tres años por el delito de concierto para delinquir y está a la espera de la condena por enriquecimiento ilícito.

Martes_4_8_2015@@SamuelMoreno1

Mientras completa casi cuatro años de juicio penal, el ex alcalde de Bogotá Samuel Moreno recibió este martes pasado  4 de Agosto la segunda sanción disciplinaria por el escándalo del ‘carrusel’ de contratos: el procurador Alejandro Ordóñez lo destituyó e inhabilitó por 18 años.

El caso tiene que ver con la cuestionada cesión del contrato de TransMilenio de la calle 26, que los Nule entregaron a la firma Conalvías. La Procuraduría dice que esa cesión fue irregular y producto de maniobras dirigidas por el propio Samuel Moreno, quien tenía «intereses directos e ilegales» en ese millonario negocio.

La Procuraduría señaló que luego de la primera sanción, en octubre del 2011, y que consistió en 12 meses de suspensión, el Ministerio Público inició una nueva investigación contra el exalcalde de Bogotá por la cesión del contrato 137 de la Fase III de TransMilenio.

«Está probado de manera suficiente y concreta que Samuel Moreno Rojas fue quien hizo nacer la idea de la transgresión de la ley tanto en Liliana Pardo Gaona como en Néstor Eugenio Ramírez Cardona (ambos, directores del IDU), por lo que actuó como determinador» (del delito), dice el fallo.

La Procuraduría compulsó copias contra el empresario Andrés Jaramillo, representante legal de Conalvías, de quien dice «también fue artífice en los hechos de corrupción». Jaramillo ha sido cuestionado en varios procesos en los últimos años, pero hasta ahora ninguno ha avanzado en su contra.

En septiembre, cuatro años del proceso contra Samuel Moreno

En 2011, la Fiscalía le imputó los primeros cargos por su presunta responsabilidad en el ‘carrusel’ de la contratación y desde entonces ya se le han hecho otras dos imputaciones de delitos por distintos contratos firmados por su administración.

En abril del año pasado, la Fiscalía le imputó los últimos cargos por cohecho e interés indebido en la celebración de contratos. La investigación está relacionada con el contrato de ambulancias que se realizó entre el 22 de abril del 2009 y el primer semestre del 2010, cuando el entonces secretario de Salud Héctor Zambrano, condenado por esos hechos, realizó el contrato 1229 de 2009 entre su despacho y la Unión Temporal de Transporte Ambulatorio de Bogotá por un total de $63 203 millones de pesos, de los cuales habría un beneficio del 9 por ciento para concejales.

La Fiscalía también le imputó concierto para delinquir y peculado por apropiación agravado a favor de terceros tras la presunta adjudicación irregular de contratos de obras en Bogotá.

El ente investigador le imputó para adjudicar irregularmente el contrato 137 de 2007, mediante los cuales se apropiaron de los dineros públicos.