La Viceministra del Interior Carmen Inés Vásquez explica el Decenio Afrodescendiente

 

vice_carmen_

Una  muy elegante e inteligente mujer Afrocolombiana maneja las riendas del Viceministerio de la Participación e Igualdad de Derechos del Ministerio del Interior.

Se trata de la abogada Carmen Inés Vásquez Camacho , oriunda de Buenaventura, quien se ha convertido en la segunda viceministra afro en la historia del país después del ex viceministro de Relaciones Laborales, Andrés Palacio en el año 2008.

Bajo su responsabilidad está la política pública de derechos humanos y libertades fundamentales, participación ciudadana, asuntos étnicos, población LGBTI, además de la coordinación del control de la gestión misional de la entidad.

La  viceministra se desempeñó como asesora jurídica del Programa Presidencial para Población Afrocolombiana y como codirectora de la Cumbre Mundial Afro que se llevó a cabo en el país en 2013.

Asimismo, ocupó el cargo de Contralora delegada para el sector defensa, justicia y seguridad, allí, entre otras funciones, fue la encargada de hacerle seguimiento al tema de desplazados y junto con un  equipo de asesores de la Contraloría creó el proceso auditor para la equidad de género.

Además, fue asesora de la Secretaría de Salud de Cundinamarca, Jefe de la Oficina Jurídica del Instituto Colombiano de Energía Eléctrica (Icel), Directora Administrativa y Jurídica de la Cámara de Comercio de Buenaventura y trabajó en la dirección de Asuntos para las Comunidades Negras del Ministerio del Interior.

 

Este decenio es la apuesta de los países pertenecientes de las Naciones Unidas para trabajar en favor de los afrodescendientes a nivel mundial y lograr darles mayor reconocimiento, justicia y posibilidades de desarrollo. Además, de comenzar a acabar con el racismo y la discriminación contra esta población.

 img_9984

Colombia ha liderado esta iniciativa con la cual pretende mejorar las condiciones de vida de los afros en los próximos 10 años. . En este espacio de tiempo, la idea es que las personas se expresen en contra de la discriminación y se reflexione sobre la aceptación de la diversidad cultural.Sobre los objetivos que tiene el Gobierno en cuanto a la población afro en los próximos 10 años, la viceministra del Interior, Carmen Inés Vásquez explica los alcances de esta  iniciativa.

¿En qué consiste este decenio afrodescendiente?

El decenio afrodescendiente se constituye en una década en la cual la sociedad civil, las Naciones Unidas y sus Estados miembros suman esfuerzos para lograr la inclusión de la población afrodescendiente a través de tres ejes principales: reconocimiento, justicia y desarrollo. Colombia lideró esta iniciativa que va del 1.o de enero de 2015 al 31 de diciembre de 2024, sumado a otros países que han dado apoyo como Sudáfrica, Brasil, España.

¿De qué manera involucra esta iniciativa a los países?

La idea es adoptar medidas eficaces para lograr el goce pleno de los derechos de los afrodescendientes y su participación en todos los aspectos de la sociedad.

 

¿Qué otras actividades contempla esta iniciativa?

Además de las actividades en las plazas públicas de las ciudades y municipios, donde habrá expresiones artísticas, música y actividades pedagógicas, también se iniciará un curso virtual a través de la página del Ministerio del Interior. Cualquiera puede acceder a la plataforma llamada Afrodescendencia Colombia, reconocimiento, justicia y desarrollo.

¿Qué contiene ese curso virtual?

Tiene tres pasos. Primero se contará la historia de los afrodescendientes en el mundo, un contexto histórico de todo este tema afro, su historia, cultura y ancestralidad. Segundo, una fase que habla de los aportes que los afrocolombianos le han hecho a nuestro país en la construcción de Colombia, y tercero, una fase sobre qué ha sucedido con los afrocolombianos desde la expedición de la Constitución del 1991, que declara que este es un país multiétnico y multicultural hasta la fecha. Ese es un curso que van a dictar unos historiadores afros.

La idea es que todos se manifiesten en contra del racismo…

Por supuesto. Incluso deportistas, actores, artistas y personalidades del mundo entero ya se han sumado a la campaña de decirle no al racismo. En Twitter tenemos un ‘hashtag’ llamado #sangreafro, con el que la gente se puede manifestar en contra del racismo.

¿Dónde nace la idea de este decenio?

Todos sabemos que el tema de la simple discriminación existe y subsiste. No se puede desconocer que es una realidad. Por supuesto, ahí están las estadísticas acerca de que la población afrodescendiente en el mundo tiene desventajas en materia laboral, en educación, en salud, en temas de mortalidad y de movilidad, es decir, todas esas estadísticas están ahí mostrándole al mundo que hay una desventaja en la población afro frente al resto de las poblaciones.

¿Hasta dónde llega realmente el compromiso del gobierno con las comunidades negras’?

En el Plan Nacional de Desarrollo quedó un artículo sobre un compromiso del Ministerio del Interior y del Gobierno Nacional en construir el plan de acción decenal en favor de la población afrodescendiente. Es un plan de acción que debe ser construido con las comunidades, y ahí iremos a consignar temas en materia de educación, en salud, en empleo, en saneamiento básico. Desde ahí vamos a consignar qué es lo que vamos a hacer en estos 10 años para lograr reconocimiento, justicia y desarrollo de los afrocolombianos, pero lo vamos a hacer con las comunidades. Tenemos mucha documentación de que a las comunidades afros todavía les falta acceso equitativo al empleo, acceso a la educación; hay mucha deserción de las escuelas y de las universidades, y también hay muchas necesidades básicas insatisfechas.

¿Qué tantos recursos se invertirán en este propósito?

Es un plan de acción que, por supuesto para poder funcionar, seguramente se le tendrán que asignar recursos. Eso es lo que vamos a construir, un plan de acción intersectorial realista, efectiva y eficaz. Pero por ahora no podría dar una cantidad precisa.

De ese diagnóstico sobre la situación de las comunidades afrodescendientes, ¿cuáles son los dos principales puntos en los que se enfocarán en este decenio?

Para mí serían tres. Uno, definitivamente seguir haciendo el trabajo en contra del racismo y la discriminación racial, porque eso desprende y termina impactando negativamente toda la vida a los afrocolombianos. Segundo, el tema de la educación de nuestros jóvenes tiene que ser una esperanza con mayores posibilidades. Y tres, trabajar en la generación de ingresos. Estos tres aspectos nos ayudarán muchísimo a lograr mayor justicia con los afrocolombianos.

B-oKjO5XAAEtBNE

¿Cuál es el mensaje que desde la comunidades Afros se puede  enviar a la paz del país?

Necesariamente, todos conocemos que los territorios donde habitan los afrocolombianos se han desarrollado en medio del impacto del conflicto armado. Toda la costa Pacífica, Chocó, Tumaco, Buenaventura son territorios altamente impactados por la violencia. Por supuesto que llevar bienestar y desarrollo, llevar justicia y reconocimiento al pueblo afro que ha sufrido y ha puesto una gran parte de las víctimas, pues ayuda precisamente a que la paz sea duradera, porque todos sabemos que el tema de la paz no es solamente firmar el acuerdo. Cuando eso acurra, es donde empieza un trabajo de la sociedad y los gobiernos nacionales, sobre todos los departamentales, porque tenemos que crear una paz territorial, y esta se hace con toda la gente que está en los territorios que han sufrido el fenómeno de la violencia y que han sido víctimas del conflicto armado.