Falta una visión para el Pacífico

fundacion_liderazgo_4

Una visión que haga un diagnóstico acertado de su problemática, que no está claro, que divise una meta realista como región, y sobretodo, que plantee una fórmula de cómo alcanzar esa meta. Una visión como la de Barranquilla, que tiene claro lo que quiere y cómo conseguirlo: “Barranquilla Mueve, muévete a Barranquilla”, o la de Antioquia o los Llanos Orientales. Visiones que vienen construyendo desde hace décadas, y que en el Pacífico no se han desarrollado por muchas causas.

La región está recibiendo mayor atención que en el pasado, en parte por la importancia que ha tomado la cuenca del Pacífico en la economía y geopolítica mundiales, y por la llegada de la violencia. De región olvidada, el Pacífico ha pasado a región problema a raíz del narcotráfico.

Se requiere elaborar, concretamente, una visión sobre cuál es el papel que puede y quiere jugar el Pacífico en la era de la Alianza del Pacífico. Especialmente en materia económica, que es el factor más crítico para la región. No es una tarea fácil, porque por tener  condiciones geográficas, climáticas, culturales, educativas, de acceso, tan diferentes al resto del país, el Pacífico necesita recetas distintas a las tradicionales. En el caso del Chocó, por ejemplo, la propiedad colectiva de gran parte de la tierra no permite aplicar formas tradicionales de explotación agrícola, pero en cambio protege más fácilmente la biodiversidad.

pacifico-colombiano

Es necesario mirar las necesidades del Pacífico no solamente en materia de infraestructura. Esfuerzos importantes como la creación del fondo “Todos Somos Pazcífico”, que buscará créditos multilaterales hasta por 800 millones de dólares para infraestructura de agua y energía en Quibdó, Buenaventura, Guápi y Tumaco, pueden acompañarse de ejercicios dirigidos a crear capacidad de liderazgo regional, y estos deben empezar por combinar un diagnóstico crudo, con una propuesta de desarrollo viable. Los esfuerzos que provienen exclusivamente de Bogotá no son capaces de entender bien la compleja problemática de la región, empezando por su falta de homogeneidad, y menos desarrollar las dinámicas de cambio que tienen que tener motivación local para que puedan tener éxito.

Uno de esos esfuerzos claves es impulsar la creación de liderazgos del Pacífico. Sin líderes que identifiquen soluciones viables a los obstáculos de desarrollo, que sepan trabajar la autoestima de sus gentes y puedan inspirar cambios culturales difíciles, no se podrán generar dinámicas que consigan combatir problemas tan graves como 14% de desempleo y 40% de pobreza extrema en el Chocó. Para ello se requiere que líderes de la región le expliquen al país desde posiciones influyentes, cuáles son las complejas claves del Pacífico, y guíen al Gobierno y al sector privado para hacer las inversiones y tomar las acciones adecuada.

agenciaun_0130_3_07_1386276734

Hay líderes locales calificados para jalonar al Pacífico desde posiciones públicas nacionales, como el ex gobernador del Chocó Luis Gilberto Murillo, quien ejerce como gerente del Plan Pacífico, y la alcaldesa de Quibdó, quien con eficiencia y honestidad está demostrando que se puede administrar con eficiencia y ejercer liderazgo.

 

Por: Álvaro Forero Tascón- Director Fundación  Lderazgo y Democracia